viernes, 12 de junio de 2015

Esclavos - Parte II




Seguimos con dos historias más de esclavos que habíamos iniciado anteriormente. Pero antes de comenzar, quisiera hacer una aclaración sobre algo que se mencionó en el post anterior.  En la parte I de las historias de esclavos se nombró el Underground Railroad y no aclaramos qué era.


El Underground Railroad era una red secreta que ayudaba a esclavos a escaparse y trasladarlos a los estados del norte. El Railroad estaba compuesto por casas, llamadas “estaciones”, que ofrecían comida y asilo a los esclavos que escapaban y fue creado por el quákero Isaac Hopper en 1787. Cuando los esclavos lograban escapar, y luego de asistirlos con comida y ropa, los escondían en vagones de trenes (a veces en compartimentos secretos, o bajo pilas de ropa para ocultarlos) que los llevaba al norte. Para 1850 más de 10 mil esclavos había usado esta red para escapar. 

Ahora si, las historias de Olaudah Equiano y Harriet Tubman.



          Foto de esclavo lastimado por latigazos. 1863.
OLAUDAH EQUIANO

Olaudah Equiano nació en Nigeria,  fue secuestrado a los once años junto a su hermana y llevado a Virginia, Estados Unidos. Aunque, a falta de registros escritos no se sabe con exactitud, ya que  algunos dicen que nació en América.

Lo cierto es que Olaudah era un esclavo. En Virginia fue vendido a un teniente de la Armada Real Inglesa, Michael Pascal, quien le cambió el nombre a Gustave Vassa, en honor a un rey sueco del siglo XVI. Olaudah- Gustav- pasó ocho años en alta mar sirviendo a Pascal. En el barco fue bautizado y aprendió a leer y a escribir.

Olaudah Equiano


Luego de esos ocho años Pascal vendió a Olaudah al comerciante Robert King. Con King el esclavo Equiano pasó doce años (de más está aclarar, que no era una vida como los esclavos de las plantaciones), trabajando como marinero ayudante, valet y barbero. Mientras tanto, por su lado, Olaudah aprendía a hacer negocios y comerciaba por su cuenta. Así logró ahorrar lo suficiente como para comprar su propia libertad. Cómo hombre libre pasó los siguientes veinte años viajando por el mundo, comerciando.

En 1786, en Londres, comenzó a participar de un movimiento de abolición de la esclavitud y formó parte de un grupo de 12 hombres negros llamados “Sons of Africa” (“Hijos de África”), que se dedicaban a promover la abolición de la esclavitud.

Como parte de su prédica contra la esclavitud, Olaudah escribió un libro llamado “The Interesting Narrative of the Life of Olaudah Equiano or Gustavus Vassa, the African” - "La interesante narración de la vida de Olaudah Equiano o Gustavus Vassa, el Africano”.  Este libro lo hizo muy popular y adinerado.  Fui uno de los primeros libros en ser publicados por un hombre negro.

Libro de Olaudah Equiano


Se asentó en Cambridheshire y en 1792 se casó con Susan Cullen con quien tuvo dos hijas. Olaudah falleció en marzo de 1797, dejándole su pequeña fortuna a sus hijas (su mujer había fallecido un año antes que él y una de sus hijas murió muy pequeña un año después. La única heredera y sobreviviente fue su hija Joanna).


HARRIET TUBMAN

Harriet Tubman es una de las abolicionistas más conocidas en la historia de la esclavitud de Estados Unidos. Harriet nació esclava, en Maryland, hija de esclavos (el nombre que le dio su amo fue Araminta pero ella lo cambió por el de su madre). Desde los cinco años trabajó de criada y niñera. La esposa de su amo la tenía trabajando día y noche.

Harriet Tubman - Ross apellido de soltera - junto a su familia. Harriet a la izquierda.


Como esclava vivió todo tipo de experiencias traumáticas: desde ver a sus hermanos y hermanas encadenadas a ser lastimada físicamente. En una oportunidad, un esclavo escapó y el amo le tiró con una pesa; erró el tiro y le pegó a Harriet en la cabeza. Ella se desmayó y, ese golpe, tuvo consecuencias toda su vida provocándole jaquecas frecuentes y hasta pérdidas temporales del conocimiento.  

Creció trabajando en el campo, en las plantaciones y como criada. En 1844 su madre la obligó a casarse con un hombre negro libre, John Tubman, con el que vivió cinco años. El matrimonio no prosperó y no tuvieron hijos ya que, siendo ella esclava, sus hijos no serían libres.

En 1849 Harriet se enteró del Underground Railroad y decidió escapar. Huyó con un hermano pero, asustado, su hermano regresó. Ella se quedó sola hasta que logró llegar a una de las “estaciones” del Railroad. 

Harriet Tubman

Harriet llegó finalmente a Filadelfia, pero decidió que tenía que volver por su familia. Así fue como comenzó a trabajar y a ahorrar dinero para ayudar a su familia y a otros esclavos. A su vez, el Congreso de Estados Unidos, en 1850, aprobó la Ley de Esclavos Fugitivos”, por la cual obligaba a los organismos oficiales a ayudar a capturar esclavos fugitivos.

Aún con todos los riesgos, Harriet volvió a Maryland para salvar a su sobrina que había sido vendida. Al año siguiente ayudó a liberar a uno de sus hermanos junto a otros dos hombres.  Por estos escapes la gente comenzó a llamar “Moses” - Moisés- (por el hombre que liberó al pueblo judío de Egipto).

Ilustración de Harriet Tubman ayudando a liberar esclavos.


Harriet Tubman realizó diecinueve viajes liberando a 300 esclavos. Caminando a través de bosques, por montañas, a través de hielos (ella prefería ir en invierno porque las noches eran más largas y  la oscuridad era mejor para escapar sin ser vistos), siempre cargando un arma. A veces, de hecho, la utilizaba para amenazar a los propios esclavos que, exhaustos, querían abandonar la huída y volver,

Rápidamente se hizo famosa y empezaron a ofrecer grandes montos de dinero por su vida. En una oportunidad, Harriet se durmió en una estación de tren, debajo de un cartel que ofrecía recompensa por su vida. El cartel decía que era iletrada. Dos hombres la vieron y gritaron “¡Es ella!”. Harriet, inteligente como era, levantó un libro roto que estaba tirado en la estación y fingió leerlo. Al ver que la mujer sabía leer, los dos hombres desistieron de seguirla. Así salvó su vida.

Cartel que ofrece recompensa por Harriet Tubman.

Durante la Guerra Civil se desempeñó como enfermera ayudando a los fugitivos. Pasó los últimos años de su vida en Auburn cuidando de su familia y de otra gente necesitada. Tuvo varios empleos y se casó con un albañil veintidós años menor que ella en 1869. En 1874 adoptaron una hija llamada Gertie.

En 1869, año en que se casó, una admiradora, Sarah Bradford, escribió una biografía titulada "Scenes in the Life of Harriet Tubman" - "Escenas de la vida de Harriet Tubman". Este libro le hizo ganar a Harriet mil doscientos dólares.

Durante sus últimos años trabajó para promover la causa sufragista (reclamo del derecho a votar de las mujeres). Viajó a Nueva York, Boston y Washington para dar discursos a favor del derecho al voto de las mujeres.

Foto de una ya anciana Harriet Tubman unos años antes de morir.

Harriet Tubman murió el 10 de marzo de 1913. Fue enterrada con honores militares en Auburn. Hoy la vida de Harriet es una leyenda y es reconocida en los Estados Unidos por su valentía, coraje y defensa de la libertad e igualdad entre todas las personas, sin distinción de raza ni género.

Para concluir, los dejo con un documental sobre el famoso Underground Railroad.
















3 comentarios:

  1. Admirable esta gente, de no creer. Y la cantidad de historias desconocidas que debe haber!!!
    muy buen post!
    Beb

    ResponderEliminar
  2. que bajón que tan poca gente conozca la figura de esta mujer (H Tubman), siendo tan interesante a la par de inspirador su ejemplo de lucha... me extraña que se levanten los estandartes del feminismo a través de figuras-imagenes-personajes-sionistas pequeño-burguesas, y se olviden de ella. Gracias por compartirlo!! Soy fanático de Tubman :)

    ResponderEliminar
  3. había escrito otro comentario, pero se borró por X motivo. Enhorabuena por el blog y por este posteo. Viva H. Tubman!

    ResponderEliminar