viernes, 29 de mayo de 2015

Masacre en Roma




Quienes amamos la historia nos encanta enterarnos de gente que comparte nuestra misma pasión. Pero, enterarme que el hijo de una amiga, de 15 años, es lector del blog, me dio gran alegría. Por eso, este postro está dedicado a Mateo, que le gusta la historia y, especialmente, los sucesos de la Segunda Guerra Mundial. Y también a Guillermo Bertoldi, que anda viajando por esos pagos.

La masacre de las Fosas Ardeatinas fue una matanza llevada a cabo por los Nazis contra los italianos, contra civiles italianos, como represalia por un ataque de un grupo de Partisanos. Pero hagamos un flashback para ver  cómo se llegó a esta situación.



Benito Mussolini accedió al poder italiano en 1922, como Primer Ministro del Rey Víctor Manuel III, luego de crear el grupo (armado, de agitación) “fasci di combattimento” (de allí proviene la palabra fascismo). Gradualmente su gobierno se fue convirtiendo en un régimen dictatorial. 

A raíz de sus proyectos expansionistas (conquistó Etiopía en 1935 y se anexionó Albania en 1939), y de su forma totalitaria era cercano a la Alemania Nazi. Comenzada la Segunda Guerra Mundial y, ante los primeros triunfos alemanes, en 1940, Mussolini le declaró la guerra a los Aliados. 

Italia continuó en la guerra hasta 1943, cuando los italianos pactaron secretamente con los Aliados (que venían de la campaña de África), y encarcelaron a Mussolini. Los Nazis lograron liberarlo y Mussolini huyó al norte donde creó la República de Salo para intentar recuperar el poder con el apoyo de los alemanes, que habían ocupado parte del territorio italiano.




El 23 de marzo de 1944, un grupo de Partisanos (la resistencia) pertenecientes al GAP (Gruppi d’Azione Patriottica), hicieron estallar una bomba cerca de un grupo de policías en Vía Rasella, en la Roma ocupada. El objetivo era la 11.ª compañía del 3º  Batallón del Polizeiregiment Bozen. Murieron 31 policías (28 murieron en el acto y 3 unos días después).

Cómo represalia, Hitler ordenó asesinar 10 italianos por cada alemán muerto. 

Al día siguiente, el 24 de marzo de 1944, efectivos al mando del capitán de las SS Erich Priebke (lo recordarán por haber salido en tantos medios al ser encontrado no hace muchos años escondido en Argentina) y del capitán Karl Hass, reunieron 355 hombres civiles italianos cerca de unas fosas situadas en las afueras de Roma, en la vía Ardeatina. (Las fosas eran antiguas catacumbas cristianas).


Allí, los alemanes ejecutaron a 335 hombres. Estos condenados iban entrando a las fosas en tandas de a cinco, con las manos atadas en la espalda y eran asesinados de un tiro. A medida que pasaban, los obligaban a arrodillares sobre los cadáveres de los recientemente muertos. Para guardar el secreto y, por si algún moribundo sobrevivía, los Nazis mandaron sellar las fosas con explosivos.

Al terminar la Guerra, los responsables fueron juzgados, aunque no todos cumplieron sus condenas. 




Los generales von Mackensen y  Mälze, en 1945, fueron condenados a muerte por un tribunal alemán. Luego se les redujo la pena. 

Un tribunal británico condenó a muerte al mariscal de campo Kesselring, pero en 1952,  fue amnistiado. 

En 1948, un tribunal italiano condenó a cadena perpetua a Herber Kappler, sin embargo,  en 1977 su esposa logró su liberación por una enfermedad terminal y murió en 1978 en su casa.

Priebke fue el mayor beneficiado ya que se escapó a Argentina. En 1995 lo extraditaron y en 1996 un tribunal militar determinó que los delitos de Priebke ya habían prescrito. El Tribunal Supremo de Italia revocó la sentencia y fijó un nuevo juicio para Priebke, en el que se le condenó a la pena de cadena perpetua. Por su edad cumplió arresto domiciliario y murió en octubre de 2013 a los 100 años.


Claramente este hecho fue uno más de los horrores cometidos contra el ser humano por el ser humano, durante la Segunda Guerra Mundial, más allá del horror mismo de la guerra.  

El salvajismo y desprecio por la vida humana perpetrado por el hombre puede resumirse en esta frase de Aldous Huxley  "La guerra es un fenómeno exclusivamente humano. (...) El hombre es único en eso de organizar matanzas en masa dentro de su especie. (...) "

Les dejo el trailer de la película  "Reppresaglia",  o como fue más conocida, Masacre en Roma.




2 comentarios:

  1. Hola Pato, muchas gracias por la dedicatoria.¿Qué pasó con los epígrafes?. Te dejo un link de un video que te puede interesar y servir para futuros posteos https://vimeo.com/128373915.

    Mateo.

    ResponderEliminar
  2. Mateo gracias! En los siguientes post fue el epígrafe. Muy buena idea! Y el video que pasaste es sencillamente genial. Gracias por leerme!

    ResponderEliminar