sábado, 28 de enero de 2012

La Guerra de los Cien Años.


Hace unos días volví a ver una película, que me gustó mucho, llamada “Timeline”  que trata sobre un grupo de personas que viajan en una máquina del tiempo en busca del padre de uno de los integrantes, atrapado en la Edad Media. Más precisamente en la Guerra de los Cien Años. Y me quedé pensando que debe ser una de las guerra más conocidas de la historia, pero que pocos saben de qué se trató.



La guerra de los cien años en realidad duró 116 años, desde  1337 hasta  1453, y fue una guerra entre Inglaterra y Francia por dominios territoriales con implicancias económicas.
Pareciera, en principio, haber sido una guerra dinástica, pero esa es solo una de las causas. En realidad podemos decir que fue una guerra territorial, económica y dinástica.  Básicamente, Inglaterra poseía tierras (por herencia) en territorio francés y Francia siempre quiso expulsarlos. A su vez, estas tierras eran de vital importancia económica para Inglaterra y no querían perderlas.

Fue una guerra, en principio, de carácter feudal pero que, a lo largo de los años, fue mutando y al finalizar el conflicto,  el feudalismo como sistema había muerto.
Para comprender mejor debemos ir a principios de los años 1000, cuando  Guillermo de Normandía se adueñó de Inglaterra y pasó a ser rey de ese país. Así los Normandos pasaron de ser vasallos a pares del rey de Francia, pero a la vez vasallos en algunas tierras. (No voy a ahondar en todas las sucesiones dinásticas porque sino se convertiría este post en una clase de historia aburrida, como las del colegio).



A partir de este hecho, se sucedieron varios reyes en Inglaterra que mantuvieron estas posesiones en tierra francesa. Las posesiones más importantes eran: Gascuña, Aquitania, Anjou, Normandía, Guyena, entre otras. Gascuña, Aquitania y el territorio de Flandes era muy importante económicamente para Inglaterra.

En 1259, Enrique III de Inglaterra firmó el Tratado de Paris por el cual renunciaba a todos los territorios menos a Gascuña y Aquitania y debía pagar un “homenaje” al Rey francés por estos territorios.

El problema dinástico comenzó cuando en 1328 murió Carlos IV de Francia sin dejar descendientes varones. La corona hubiera correspondido a su hermana Isabel, madre de Eduardo III de Inglaterra, motivo por el cual, el rey inglés reclamó la corona. Pero, estaba en vigencia la Ley Sálica, que no permitía a las mujeres ser herederas al trono. Por lo tanto, la corona recayó en un tío del fallecido Carlo IV, hermano de Felipe el Hermoso, con el nombre de Felipe VI.

En represalia por la negativa a conceder el trono francés, Eduardo III se negó a pagar el “homenaje” por las tierras y, sumado a esto, aprovechó la rebeldía de un pariente de Felipe VI (Roberto de Artois) y lo acogió en su corte. En respuesta, Felipe VI invadió y se anexionó la región de Gascuña, dando comienzo a la guerra.

Para comprender mejor, se puede dividir la Guerra en cuatro etapas, ya que no tiene sentido relatar 116 años de batallas.





La primera etapa podríamos llamarla la del “triunfo inglés”, que se limita entre la batalla de L’Ecluse y la firma del Tratado de Bretigny, (1340-1360). Por este tratado Eduardo III renunciaba al reclamo de la corona francesa a cambio de Calais y de los territorios al sur del río Loira. Esta etapa estuvo signada por las victorias inglesas en batallas como Crècy y Poitiers, sumado a la epidemia de peste negra que azotó Europa.  

En la segunda etapa, que podríamos denominar de “triunfo francés”, Francia contaba con el apoyo del Reino de Castilla. Venció en la batalla de La Rochelle y fue conquistando territorios. Las flotas castellana y francesa asolaron las costas inglesas precipitando una tregua, la de  Leulingham, en 1383.

El tercer período se caracterizó por luchas internas en ambos países. Enrique V, nuevo rey de Inglaterra reinició las hostilidades contra Carlos VI, derrotándolo y obligándolo a firmar el Tratado de Troyes (1420), por el cual se reconoció a Enrique V como heredero al trono Frances por haberse casado (Enrique V) con Catalina, hija del rey francés (Complicado no? No es fácil! ).

A dos años de aquel tratado, comenzó la cuarta y última etapa de esta guerra, con la muerte, en el lapso de dos meses, de los dos reyes. Francia, una vez más, no quiso reconocer a Enrique VI (hijo de Enrique V) como rey y coronó a Carlos VII (hijo del rey anterior y hermano de Catalina, (recordemos, esposa de Enrique V de Inglaterra).

Cuando los franceses estaban siendo derrotados, apareció una figura fundamental en la historia francesa  que daría un giro en las batallas. Alguien que merece un post sólo para ella. Si, es una dama, una doncella, la “doncella de Orleans”: Juana de Arco.



Juana de Arco era una campesina (se dice que analfabeta), muy católica, que tuvo visiones donde Dios le encomendaba el cuidado de Francia. Así su fama comenzó cuando se dirigió al asedio de Orleans (1429) y junto a un pequeño ejército liberó la ciudad de sus invasores y proclamó a Carlos VII legítimo rey de Francia.

Su fama y cercanía al rey despertó la envidia de otros franceses, los borgoñeses, quienes la atraparon y la entregaron a los ingleses. Acusada de “brujería”, fue quemada en la hoguera el 30 de mayo de 1431.

Pero esta figura fue fundamental porque despertó un sentimiento nacionalista francés. A partir de las batallas de Juana, Francia fue recuperando ciudades: Paris (1436), Normandía (1450) y Burdeos (1453). Así, los franceses derrotaron a los ingleses a los que solo les quedó el puerto de Calais, que perderían definitivamente en 1475.



Las consecuencias de la guerra fueron varias. La más importante fue sin dudas el cambio de paradigma. Es decir, al unificarse los territorios, se terminó el feudalismo y se dio paso al comienzo de  conformación de estados modernos. Esto llevó a una creciente identidad nacional. (Por supuesto que todos estos cambios fueron muy paulatinos).

En lo económico, los territorios franceses quedaron devastados y hubo una paralización de la producción agrícola francesa (territorio donde se libraron las batallas).

En cuanto a lo militar y retomando el punto anterior, se pasó de una guerra entre señores feudales a una guerra entre estados. Se suplantó la caballería por la infantería, apareció la artillería y se comenzaron  a organizar  ejércitos nacionales, profesionales. Se mejoraron las fortificaciones para evitar los asedios, ya que las tácticas de guerra cambiaron de la lucha en el campo de batalla al asedio a ciudades.

Espero no haberlos aburrido, ya que este tema, fascinante para mi, es un tanto “denso” para explicar. De todas maneras le debo un post sobre Juana de Arco y sobre Enrique V, dos personajes dentro de este tema muy interesantes para leer.

Los dejo con el trailer de la película The Messenger. The story of Joan of Arc, dirigida por el genial Luc Besson.





6 comentarios:

  1. Una vez más...EXCELENTE ! Super claro todo y muy buenos los trailesr.

    Gracias y FELICITACIONES por el Bog...I love it =)

    Beb

    ResponderEliminar
  2. que placer leerte de nuevo Pato ! impecable como siempre. Yo siempre me perdia en las clases de historia con las dinastias y las sucesiones... pero mi profe del secundario (la Sra Dufour que era un genia) nos dejaba hacer fichas 'ayudamemoria'.

    besos y buen fin de semana!!
    clari

    ResponderEliminar
  3. Que buen blog! las mismas pasiones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica, me pareces un geniecillo, es la primera vez que sigo un blog, pero después de tu ayuda en la Guerra de los 100 años... tienes de verdad unas páginas muy lindas!
      Gracias por compartirlas!
      SArah

      Eliminar
  4. Hola yo también amo la historia y buscando llegue a tu blog y la verdad es que me ha gustado mucho,sabes explicar de una manera comprensible lo que en otras páginas se vuelve un tanto enredado,estoy haciendo una ardua investigación sobre la historia de Europa desde el siglo XV hasta el siblo XX así que yo creo qe tu blog me servirá de mucho. C:

    ResponderEliminar
  5. el primero de todos los textos leídos que coinciden con el teórico de mi profe!!! muchas gracias.. me aclaro muchas cosas =)

    ResponderEliminar