martes, 26 de abril de 2011

Taxi! A la batalla, por favor.



Quiero comenzar una nueva sección llamada “curiosidades”. Pequeñas anécdotas o datos de la historia que no suelen ser tan conocidos.


Hoy comienzo con una anécdota de la Primera Guerra Mundial, de la cual me enteré leyendo el libro de Ken Follet “La caída de los Gigantes” (que por cierto, recomiendo MUCHÍSIMO!).


Nuestra primera curiosidad ocurrió el 6 de septiembre de 1914, durante la Batalla del Marne, que libraban franceses y alemanes.


El 5 de septiembre los alemanes avanzaban sobre Paris. Los franceses tenían dos alternativas: presentar batalla o esperar que el enemigo tomara su ciudad capital. Así, los dos ejércitos se encontraron a 30 kilómetros de Paris, a la rivera del río Marne. En un momento el avance alemán se detuvo.





En ese momento, el General Joseph Gallieni, atrincherado en Paris, recibe la orden de desplegar sus tropas hacia el Marne y atacar. Pero Gallieni sólo disponía de 250 vehículos para sus 6.000 soldados. Y se le ocurrió la siguiente idea: mandó llamar a todos los taxis de Paris para que se juntaran y llevaran a los soldados a la batalla.


Se reunieron unos 600 taxis, en su mayoría eran Renault 8C del modelo AG, en Les Invalides y transportaron a los soldados al Marne. A los taxistas les pagaron un 27% más que lo que indicaba el taxímetro.


Podría decirse que fue la primera operación de infantería motorizada.


La batalla siguió hasta el 9 de septiembre, cuando los aliados franco-británicos detuvieron al ejército alemán. A pesar de este freno a los germanos, la guerra continuó por cuatro años más. Aunque ningún ejército volvió a desplazarse en taxi hasta el campo de batalla.



2 comentarios:

  1. Muy buena la idea de la nueva sección. y excelente primera nota, muestra de que la necesidad es la madre de muchas invenciones y es ahí donde se ven los creativos. Es realmete un placer seguir tu blog.

    ResponderEliminar
  2. me encanta esta nueva seccion !!!!! buenisima idea.
    besos
    clari

    ResponderEliminar