miércoles, 16 de febrero de 2011

La peste negra.

Amigos, se que no tengo disculpas por abandonarlos. No se si es el verano, las vacaciones o el calor, pero me cuesta mucho escribir. Y como esto lo hago por placer, no quería transformarlo en obligación y escribir cualquier cosa sólo por cumplir. Sabrán disculpar. Acá les dejo un nuevo posteo, desde el Viejo Hotel Ostende, inspirada por el espíritu de Bioy Casares y Saint Exupery, que solían veranear acá. A la vuelta les prometo buenas cosas, (y fotos del hotel, inaugurado en 1913).


Hace un tiempo, estábamos viendo con mis hijos un corto de Pixar sobre Ratatouille. En el corto, Remy, la adorable ratita protagonista, cuenta la historia de las ratas en el mundo. Y por supuesto el enorme protagonismo que tuvieron en la epidemia de peste bubónica en Europa durante el siglo XIV. Se me ocurrió que nunca escribí sobre el tema y quise hacerlo.


Se conoció como peste negra a la epidemia que se extendió por toda Europa durante el siglo XIV, causada por una pulga que habitaba en las ratas negras, llamada Yersinia Pestis y, se cree, llegaron desde Oriente en barcos.


La peste apareció en Florencia en el año 1348 y se expandió por todo el continente. Hacia comienzos del siglo XIV se produjo en Europa un fuerte cambio de clima: temperaturas muy bajas que afectaron las cosechas y, como consecuencia hubo escasez de alimentos, encarecimiento de productos que llevaron al hambre a una gran parte de la población




Asimismo, en el año 1339 comenzó lo que se conoció como la Guerra de los Cien Años (enfrentamiento entre Inglaterra y Francia de la que nos ocuparemos en otro momento). Esta guerra trajo problemas de salubridad que hacían más fácil el contagio y la expansión de la enfermedad.


Las víctimas de la enfermedad estaban cubiertas con manchas negras debido al daño a las capas inferiores de la piel y los tejidos. Por estas manchas es que se conoció como “negra” a la peste.


Existían tres manifestaciones de la enfermedad: peste bubónica (llamada así por la inflamación de los nódulos linfáticos (bubos), la peste neumónica (se transmitía de persona a persona, como un resfrío) y la peste septicémica, que tenía una porcentaje del ciento por ciento de mortandad.


Se calcula que murieron 25 millones de personas. Luego del comienzo del primer brote hubieron otros dos: en 1360 y en 1371, que retardaron la recuperación demográfica.


Hacia el año 1340 la población de Europa ascendía a 73.5 millones de personas. Hacia el 1450 la población diezmada alcanzaba 50 millones de almas.


Pero esta epidemia generó grandes cambios económicos y sociales.


El despoblamiento del campo, debido a que los campesinos eran la población más vulnerable, se tradujo en escasez de mano de obra y en una reducción del espacio cultivado. De esta manera se generó un baja en los precios agrarios y una suba de los salarios de los campesinos libres.


La infraestructura agraria se deterioró y se generó una movimiento migratorio del campo a la ciudad.


Los “señores” pretendían frenar sus pérdidas apelando a la restitución de antiguos derechos señoriales y a una mayor recaudación de impuestos. Ésto provocó rebeliones contra la nobleza y los señores, especialmente en el norte de Italia, Francia e Inglaterra.


Otra consecuencia de la propagación de la peste fue que comenzó a surgir la producción artesanal en las ciudades; debido a éxodo del campo a la ciudad apareció una nueva clases social: la burguesía (burguesía era la clase social formada por artesanos, comerciantes y personas libres que no estaban bajo el dominio de un señor y vivían en el burgo, que eran ciudades pequeñas y amuralladas).


La epidemia de peste bubólica, como toda crisis importante, generó todo tipo de persecución, en busca de alguna explicación al porqué de la peste.


La explicación que se buscaba era de origen sobrenatural y se creía que era un castigo divino. Se culpaba a los judíos, leprosos e inmigrantes en su mayoría (buáh, parece que en esta materia no se ha avanzado mucho en el siglo XXI...).


La enfermedad permaneció endémica en la población y comenzó a desaparecer gradualmente luego de “la gran plaga de Londres”, ocurrida en 1670. (Se llamó así porque la peste hizo desaparecer a más de una quinta parte de la población londinense).


Les dejo una muestra del corto de Pixar del que les hablé. Si pueden vean el corto entero, que no conseguí.



5 comentarios:

  1. Muy bueno!!! me encanta saber sobre la edad media y mucho mejor si lo terminás con un corto tan copado (deberías haber puesto el de frances!!)

    EXCELENTE!!

    Besos

    Beb

    ResponderEliminar
  2. con esta entrada me trajiste un recuerdo tan fuerte de mi profe de historia del cole (que era una genia y la responsable de mi temprano romance con la historia)

    Estas en Ostende? que copado! espero post de ese hotel. que grande!

    pd: aparecio Indi?
    besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Clari que amor! Indi, milagrosamente apareció nueve días después de haberse perdido. Estamos super felices. En cuanto pueda escribo sobre el hotel. Besotes!

    ResponderEliminar
  4. es genial me encanta la historia. el profe de segundo esplica mejor que algunos jejeje besos

    ResponderEliminar
  5. OS KEREMOS 2ESOC...ADIOS ASTA EL 2012 FELIZES FIESTAS!que los "reyes" os traigan muchos regalos jejeje

    ResponderEliminar