viernes, 12 de noviembre de 2010

Hypatia.


Una vez más, mi querida amiga M, nombrada varias veces en este espacio, me hace conocer alguna maravilla de la historia.


En esta ocasión, me mandó un mail contándome que se estrenaba una película llamada Agora, sobre la vida de Hypatia de Alejandría, quien resultó ser la primer mujer científica de la historia.


Se imaginarán que inmediatamente empecé a investigar, ya que me pareció genial que en el siglo V hubiera existido una científica, filósofa, astrónoma y matemática. No crean que en esa época había muchas mujeres como ella. De hecho, no había. Por que según cuentan, además de brillante era hermosa. (Aclaración: muchos escriben Hypatia con y y otros con i. Prefiero la y, por eso lo escribo así).


Hypatia nació entre el 355 y 365 en Alejandría, parte del Imperio Romano y capital de la Diócesis Romana de Egipto.


No se sabe casi nada de su madre, pero si de su padre, que fue Teón de Alejandría, matemático y astrónomo.


Teón quería que su hija fuera perfecta, por eso además de cultivar su mente y su espíritu, le educó en el cuidado de su cuerpo. Hypathia realizaba una rutina física todos los días, lo que le permitió mantener en forma la belleza natural que le fue concedida.


Hypatia estudió matemática, astronomía, oratoria, filosofía e historia de diferentes religiones. Viajó a Italia y a Atenas para estudiar pero el lugar donde aprendió fue en el “museo”, lugar de trabajo de su padre. (El museo era una institución creada por Tolomeo, emperador que sucedió a Alejandro Magno). Allí Teón se dedicaba a la investigación y a la enseñanza.





Hacia el año 400 Hypatia se había consagrado como líder de la escuela neoplatónica y se dedicaba a la enseñanza de Platón y Aristóteles. A su casa, que era el lugar donde enseñaba, acudían personas de muchos lugares y de diferentes creencias. Entre ellos muchos cristianos, como Sinesio de Cirene, su alumno predilecto. A la vez, Sinesio fue quien más dejó escrito sobre la vida y las enseñanzas de Hypatia. (Ya que sus escritos han desaparecido).


Además de la enseñanza de filosofía, los trabajos más extensos de Hypatia eran en álgebra. Entre sus trabajos se encuentran:

  • Escribió un comentario sobre aritmética de Diofanto (padre del álgebra) con soluciones alternativas y nuevos problemas,
  • escribió tratado sobre Geometría de las Crónicas de Apolonio (sobre las órbitas irregulares de los planetas),
  • colaboró con su padre en la revisión y mejora de los “Elementos de la geometría de Euclides”,
  • escribió un canon de astronomía que era una revisión de las Tablas Astronímicas de Claudio Ptolomeo,
  • confeccionó un planisferio,
  • desarrolló un aparato para destilar agua,
  • desarrolló un hidroscopio que sirve para mediar el nivel del agua.



También se le atribuye la invención del aerómetro que es un instrumento que sirve para medir las propiedades físicas del aire u otros gases y el esbozo de un astrolabio.


En esa época, al situación para los paganos, como era el caso de Hypatia, se tornó un tanto complicada. Egipto era sede de una de las comunidades cristianas más importantes del Imperio Romano. En el 380 Teodosio I convirtió al cristianismo como religión del estado. Esto hizo que los filósofos neoplatónicos comenzaran a ser objeto de presiones. En el caso de Hypatia, a pesar de su paganismo, contaba con la simpatía y protección de las elites intelectuales cristianas.


Hacia el año 391, por orden del Patriarca de Alejandría Teófilo I, se mandaron a demoler los templos de Mitreo y Serapeo. Esto provocó sangrientos enfrentamientos entre paganos y cristianos. Para Hypatia fue dura la desaparición de la biblioteca de Serapeo que, según se dice, era la sucesora de la biblioteca de Alejandría.



El año 412 fue el año de la muerte de Teófilo I y comenzó el problema de su sucesión. Se preguntarán qué tiene esto que ver con Hypatia. Pues mucho.


Cirilo, sobrino de Teófilo, fue su sucesor como Patriarca y continuó con su política, especialmente en lo referente a la persecución de paganos, herejes y judías. Radicalizó el discurso de su tío.


Cirilo tuvo que convivir con el Prefecto Imperial Orestes, amigo de Hypatia. Cirilio tenía actitudes que excedían las de un patriarca de la Iglesia. Expulso a judíos de Alejandría y “permitía” que las multitudes saqueran sus pertenencias. Orestes veía a Cirilio como un detractor del poder del emperador romano.


El enfrentamiento entre estas dos autoridades fue creciendo cada vez más, hasta el punto de agresiones físicas al propio Orestes por parte de fanáticos religiosos.


Comenzó a rodar el rumor de que las diferencias entre el patriarca y el prefecto se debían a la influencia de Hypatia.


En cuaresma del año 415, un grupo de fanáticos interceptó a Hypatia en el camino a su casa, se abalanzaron sobre su carruaje y la golpearon salvajemente. La tiraron del carro y la arrastraron completamente desnuda hasta la ciudad. Allí la golpearon con piedras y la descuartizaron. Sus miembros fueron incinerados.



Por supuesto, aunque incomprobable y objeto de análisis entre los historiadores, los ojos acusadores miraron a Cirilo.


Luego de la muerte de Hypatia, Orestes, su amigo, se exilió. Su escuela siguió abierta hasta el siglo VII y, luego del comienzo del oscurantismo, la ciencia griega subsistió en Bizancio y en el mundo árabe.


Hypatia fue rescatada por el mundo de la ciencia moderna como una precursora en todo sentido. En la matemática, la astronomía, la filosofía y, especialmente, en la vida. Un ser excepcional que por su condición de mujer se abrió camino a fuerza de su inteligencia y que no claudicó a sus ideas.


Los dejo con el trailer de la película Agora que se está estrenando en Argentina.





4 comentarios:

  1. Yo ya la vi aquí en España y me pareció una delicia, sobre todo el amor ciego a la ciencia de esta gran mujer, Hypatia. Espero que les guste la peli, y genial el post! Ya sé más cositas de esta gran pensadora y científica. Besazo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente!! jamas habia escuchado hablar de ella.

    Una vez más...GRACIAS!!!

    beb

    ResponderEliminar
  3. yo tampoco sabia nada de ella!!! gracias por aca tambien Pato

    besos

    ResponderEliminar
  4. Pato, vi la peli el domingo!! me gusto y gracias a vos sabia algo de la trama. Una cosa que saque en conclusion: miles de años mas tarde y los humanos seguimos IGUAL . Es de no creer. Todo evoluciona menos nosotros. Y la religion? bue ... la religion... lo dejo ahi mejor porque sino esto se extanderia mucho. Que horrores se producen dia a dia en nombre de la "religion" (sea cual sea)

    besos!!

    ResponderEliminar