jueves, 28 de octubre de 2010

Amelia.



Estoy trabajando en un nuevo proyecto sobre biografías y decidí comenzar por la de Amelia Earhart. Mientras la preparaba, me di cuenta que en este espacio nunca había escrito sobre ella, Por eso acá les dejo la vida de esta pionera de pioneras.


Encontrar mujeres aventureras en el siglo XXI es muy fácil. Encontrarlas a principios del siglo XX no era tarea sencilla.


Amelia Earhart nació en Estados Unidos un 24 de julio de 1897 y desde pequeña mostraba intereses distintos a los de las chicas de su edad. No jugaba con muñecas sino a trepar árboles y cazar ratas en los pozos con escopetas.


La primera vez que vio un avión tenía 11 años, pero no le dio mayor relevancia a la máquina voladora.


En 1920 asistió con su familia a un espectáculo aéreo en California y pudo volar en un biplano por diez minutos. Según su biografía, al bajar del avión su frase fue “tan pronto como despegamos, yo sabía que tendría que volar de ahora en adelante”.


Comenzó inmediatamente a tomar clases de aviación con la mayor experta, hasta ese momento, llamada Anita Neta Snook. En esa misma época se compró su primer avión Kinner y por ser amarillo lo bautizó The Canary - el canario.


Estaba decidida a fomentar la aviación entre las mujeres y en 1925 se unió a la Asociación Aeronáutica Nacional desde donde promocionaba y animaba a las mujeres a atreverse a volar. Además vendía aviones Kinner y destinaba dinero para la construcción de pistas de aterrizaje.



El año 1927 implicó un quiebre en su vida y Amelia ya no volvería a ser la misma. Un editorialista de New York, George Putnam, le preguntó al Capitán H. H. Railey si llevaría una mujer de viaje a través del Atlántico que estaba organizando y Railey le propuso este viaje a Amelia.


En junio de 1928 Amelia se convirtió en la primer mujer en cruzar volando el océanos Atlántico, aunque en esta oportunidad lo hizo como pasajera. Volaron en un Focker F VII, bautizado como Friendship - Amistad. Pero, además de haber llegado a Gales volando hubo otro hecho que cambió su vida: había conocido a George Putnam, el editorialista que nombramos anteriormente, quien más adelante, en 1931, se convertiría en su esposo.


A la vuelta del viaje Amelia fundó la organización “Las noventa y nueve”, junto con otras pilotos para fomentar la aviación entre el sexo femenino. Organizaban carreras aéreas para mujeres y rompió el récord de velocidad, entre mujeres también.



En 1932 realizó el primer vuelo cruzando el Atlántico sola. Desde Lindberg nadie lo había hecho (Charles Lindberg fue el primer piloto en cruzar el océano Atlántico sin escala).


Este viaje implicó cuatro récords para Amelia: primera mujer en hacer un vuelo en solitario atravesando el océano Atlántico, primera persona en hacer este viaje dos veces, la distancia más larga volada por una mujer sin escalas y, récord por hacer ese viaje en el menor tiempo.


Este vuelo le valió un reconocimiento por parte del presidente de los Estados Unidos. Herbert Hoover le entregó la medalla dorada especial de la National Geographic Society.


Pero, ya sabemos que Amelia no era de esas mujeres que podían abandonar todo por quedarse en su casa.


En 1934 realizó el primer vuelo por el océano Pacífico. Hasta ese momento, diez pilotos lo habían intentado y habían muerto. Ella lo logró en 1935. Ese mismo año realizó el primer vuelo en solitario desde los Ángeles a ciudad de México y de allí a Newark, Estados Unidos. Y ese mismo año, también, comenzó a gestarse la idea de dar la vuelta al mundo.


El avión elegido fue un Lokheed Electra 10 E. En la etapa organizativa se decidió que el viaje sería piloteado por Amelia, con Frederick Nooman como copiloto y dos mecánicos. Pero este primer intento fue fallido ya que por un despiste cerca de Pearl Harbour, tuvieron que volver a reparar el avión.


Volvieron a partir el 21 de mayo de 1937, ya sin los mecánicos, sólo Nooman y Amelia.




El recorrido fue el siguiente: Los Ángeles a Miami y de allí a Puerto Rico. Costearon América del Sur y de allí cruzaron el Atlántico rumbo a África y el Mar Rojo. Desde allí decidieron el próximo destino, que era inédito para la época: la India, más precisamente la ciudad de Karachi.


Para el 17 de junio ya habían alcanzado Calculta. Pero al llegar a Singapur Amelia se enfermó gravemente de disentería.


Pero ni siquiera una enfermedad la detuvo. El 27 de junio partieron hacia Australia y de allí a Nueva Guinea. A esta altura había recorrido veintidós mil millas y le faltaban tan solo siete mil para completar el trayecto.


Sin embargo, el destino tenía otros planes. El 2 de julio partieron y se mantuvieron en contacto con el Guardacosta norteamericano Itasca.




A las 7:20 reportaron su posición cerca de las Islas Nukumanu. No se supo su destino luego de esto. El último mensaje recibido fue el siguiente: “debemos estar encima de ustedes pero no los vemos. El combustible se está agotando.” Hacia las 21:30 de ese 2 de julio se determinó que el avión podría haberse estrellado en el mar.


Se cree que el avión se estrelló en los alrededores de las islas Howland, sobre el la línea del Ecuador.


Hasta el 18 de julio del año 1937, se realizó el mayor rescate de la historia aero – naval de los Estados Unidos, por órdenes del presidente Franklin D. Roosevelt. A pesar de la insistencia de su esposo, el rescate no encontró nada.


El avión no apareció.


La vida de Amelia se apagó en el misterio.





lunes, 25 de octubre de 2010

La frase de la semana.


En concordancia con el Censo Nacional que va a hacerse en Argentina, la frase de la semana es del genial escritor norteamericano Mark Twain, padre del entrañable Tom Sawyer.

Hay tres clases de mentiras: la mentira, la maldita mentira y las estadísticas.





jueves, 14 de octubre de 2010

La fiesta del Chivo.

No se muy bien porqué, pero el premio Nobel de Literatura es, de estos premios, el que más me emociona. Será porque es lo más cercano a mi, no porque yo se candidata ni entendida en literatura, sino porque de física no entiendo ni medio! (Menos química, ni medicina, etc). La cuestión es que todos los años espero el momento de saber quién es el Nobel de Literatura.

El tema es que al enterarme que el galardonado este año era Mario Vargas Llosa, hice un comentario en facebook y un amigo me recordó varios libros suyos. Entre ellos, La fiesta del Chivo. Un gran libro, que refleja la vida de un dictador típicamente latinoamericano, de esos que han proliferado en la región a lo largo de la historia post colonial.

La fiesta del Chivo cuenta el asesinato del dictador de República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo, desde tres líneas narrativas. Una es la de una mujer, Urania Cabral (ficticia, aunque estoy segura que existieron muchas “Uranias”), la otra es el relato del último día de Trujillo y la tercera es la historia de sus asesinos y el complot.

Desde ya que les recomiendo muchísimo este libro, sumamente dinámico y entretenido, con una narrativa impecable y una historia que pone los pelos de punta.

Pero quién era Rafael Leónidas Trujillo.


Rafael Leónidas Trujillo Molina, tal su nombre completo, fue un dictador de la República Dominicana durante dos períodos que comprendieron los años 1930 - 1938 y 1932 - 1952. El resto de los años, hasta 1961 que fue asesinado, siguió manteniendo el poder a través del control de presidentes títeres.

Su dictadura es considerada una de las más salvajes del siglo XX y se caracterizó por tres puntos principales: anticomunismo, represión sangrienta a toda oposición y un importante culto a su personalidad (este último punto muy común en todos los tiranos).

Trujillo nació en 1891 en San Cristobal. Tuvo una infancia tranquila junto a sus padres y diez hermanos. Él era el tercero. En 1907, luego de trabajar tres años en el telégrafo, junto a uno de sus hermanos comenzó una carrera criminal que lo llevó a la cárcel por unos meses por falsificación de cheques y robo postal.

En 1916 retomó las actividades delictivas y lideró una violenta banda conocida como “La 42”. Ese mismo año los Estados Unidos invadieron República Dominicana y crearon una Guardia Nacional. Trujillo vio una buena oportunidad de acceder al poder y se integró a esta nueva milicia. En 1921 ingresó a la academia militar. Se dice que al ingresar su frase fue “Voy a ingresar al ejército y no me detendré hasta ser su jefe”.

En 1930 asumió como Presidente luego de haber permitido, desde el ejército, una revuelta golpista que destituyera al presidente Horacio Vásquez. Se hicieron elecciones fraudulentas gracias a la violencia ejercida por grupos paramilitares creados por él.


En 1931 se creó el Partido Dominicano y fue casi el único partido permitido a lo largo de toda la dictadura. El carnet del partido era obligatorio para todas las personas mayores de edad y casi más importante que un documento de identidad, era necesario para todo tipo de trámite.

Luego de lograr el control total de la República, en 1934 se presentó nuevamente a elecciones como único candidato y, obviamente, fue reelecto hasta 1938.


En este período ocurrió una de los hechos más sangrientos, conocido como la Masacre del Perejil. Trujillo siempre estuvo preocupado por la migración haitiana hacia República Dominicana. Sus delirios de pureza de raza eran afectados por la llegada de negros desde Haití. Incluso también tenía prejuicio con los Dominicanos de piel oscura.

En 1936, Trujillo y el entonces presidente de Haití Sténio Vincent, firmaron un tratado sobre nueva fijación de límites que suplantaba uno del año 1929. A pesar de este tratado y de una aparente política de buena vecindad, en 1937 el ejército dominicano mató entre 15 mil y 30 mil haitianos que vivían en la frontera. Para corroborar si eran dominicanos, se les mostraba perejil y les pedían que identificaran la planta para ver si hablaban español fluido.




El asesinato, las persecuciones, las torturas fueron moneda corriente durante la dictadura de Trujillo. Y no eran reconocidas por el régimen sino que eran negados o disfrazados con accidentes automovilísticos. A fines de la década del 50 se creó la SIM, Servicio de Inteligencia Militar, que atemorizaba a la población con persecuciones y torturas.

De todos los asesinatos hubieron tres que fueron los más famosos y los que determinaron, de alguna manera, el comienzo del fin del régimen. Me refiero a los de las hermanas Mirabal: Patria, Minerva y María Teresa. Estas tres hermanas, fervientes opositoras al régimen fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960. En su honor, el 25 de noviembre fue declarado Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.


En la década del 40, luego de una gran crisis de los ingenios azucareros, fundamental para la economía dominicana, Trujillo desintegró todos los sindicatos y agrupó a los trabajadores de todos los rubros en una sola federación nacional.

Durante dos período, y por presiones del exterior, Trujillo accedió a que en las elecciones hubieran otros candidatos. En el período 1938 - 1942 y 1952 - 1961 la presidencia estuvo a cargo de presidente “títeres”, puestos por Trujillo y que, por supuesto, no hacían más que poner la cara para las fotos ya que el poder efectivo era del Chivo, como se los conocía al dictador. El primer presidente títere fue Jacinto Bienvenido Peynado y el segundo fue su hermano, Héctor Bienvenido Trujillo.



Era pilar en el régimen el culto a su personalidad.

En 1936 se cambió de nombre a la capital de República Dominicana. Dejó de llamarse Santo Domingo y pasó a llamarse Ciudad Trujillo. El pico más alto del país, el Pico Duarte, se llamó Pico Trujillo. Las estatuas de “El jefe” era producidas en masa y las matrículas de los automóviles fueron hechas con la inscripción “¡Viva Trujillo!”.

Las iglesias eran obligadas a publicar el lema “En la tierra Trujillo, en el cielo Dios”. Se obligaba a intelectuales a escribir libros que luego se atribuía el mismo Trujillo.

En 1955 se realizó la Feria de la Paz y la Fraternidad del Mundo Libre donde se coronó a su hija como Angelita I y se declaró a su entonces esposa, semi analfabeta, como escritora y filósofa. Esta feria le costó al estado dominicano 30 millones de dólares. El vestido de Angelita costó 80 mil dólares! Además de una hija “coronada”, su hijo Ramfi fue nombrado general a la edad de seis años.


En 1960, para los festejos del cumpleaños del dictador se realizó el Desfile del Millón, con miles de personas desfilando con el objetivo de reforzar la popularidad y pedir la postulación de Trujillo para 1962.

Asimismo, los cargos y nombres con los que se lo nombraba eran múltiples: Padre de la Patria Nueva, Generalísimo, Benefactor de la Patria, Doctor, entre otros.

El 30 de mayo de 1961, un grupo de opositores encabezados por Salvador Estrella Sadhalá, Modesto Díaz, Antonio de la Maza y Amado García Guerrero entre otros, y con ayuda y aporte de armas de la CIA, se cruzaron en el camino del Chivo y acribillaron su auto dando muerte a Trujillo e hiriendo a su chofer. Con este asesinato se ponía fin a treinta y un años de tiranía.


Luego de un funeral pomposo, como era él en vida, su hijo Ramfis Trujillo comenzó la represalia contra los asesinos de su padre y mandó a matar a todos los complotados. Al poco tiempo y, por presiones internacionales, la familia Trujillo abandonó el país.

La inestabilidad que se vivió en República Dominicana luego de la muerte de Trujillo hizo que recién en diciembre de 1962 se celebraran las primeras elecciones libres en las que triunfó Juan Bosch al frente del Partido Revolucionario Dominicano.

Aquí los dejo, luego de esta visita al surreal mundo de Trujillo que ni Luis Buñuel ni Federico Fellini hubieran podido imaginar. Los dejo con el trailer de esta película, basada en el libro de Vargas Llosa.


La frase de la semana.


Estaba leyendo un blog que sigo, de un amigo virtual, Amelio, y leí con gusto una comparación que hizo entre los mineros chilenos y la alegoría o mito de la caverna, de Platón. Confieso que no recuerdo la alegoría porque a Platón lo estudié en primer año de la facultad y eso fue anni fa, como diría un italiano. (Debo releerlo).

Pero me pareció piola entonces, que la frase de la semana fuera de Platón. Y elegí esta:

La libertad consiste en ser dueños de la propia vida.

sábado, 9 de octubre de 2010

Aniversario.



Hoy él hubiera cumplido 70 años.

Hoy nuestro blog cumple un año.



jueves, 7 de octubre de 2010

La obra del mes.


Clara, una amiga virtual que momentaneamente está realizando su "experimento" en New York, escribió su último post sobre un artista que está exponiendo en esa ciudad, conocido como Mr. Brainwash. El tema es que este artista nos hizo acordar, a ella primero y luego a mi, al gran Banksy.

¿Quién es Banksy? No se sabe. Se cree que nació en Yate, Inglaterra, en 1974, pero no se sabe exactamente quién es. Sólo conocemos sus obras, ya que él es un maestro del grafitti. Aquí alguna de sus obras.

Si quieren conocer más www.banksy.com.uk
Que lo disfruten.