sábado, 25 de septiembre de 2010

Treinta años.

Hoy, 25 de septiembre, se cumplen 30 años de la muerte de John Bonham, baterista de Led Zepelin.

No se tocar la batería, pero, como amante de la música, si tuviera que elegir un baterista, sin dudas sería "Bonzo" Bonham.

Desde julio de 1968 Bonzo formó parte del grupo que Jimmy Page intentaba armar, luego de la desintegración de Yardbirds. Page ya se había juntado con John Paul Jones y, luego de probar un par de vocalistas, se decidieron por Robert Plant. Robert recomendó a Bonzo.

Bonham fue un revolucionario en la manera de tocar la batería. Comenzó a tocar la batería a los cinco años, pero no fue hasta sus 14 años que tuvo su primer equipo.

Su estilo no solamente fue único sino que fue de avanzada. Tenía un beat muy rítmico que lo identificaba como único, y que se alejaba del ritmo del jazz y del rythm & blues. A ese beat se le agregaban breaks explosivos y un uso único de figuras rítmicas invertidas, ejecutadas entre el bombo y la caja.

Las baquetas que usaba eran las mas largas y pesada que había en el mercado; él las llamaba “árboles”.



Se le atribuye haber utilizado los primeros timbales sintetizados electrónicamente. Además, a su querida Ludwig (esa era la marca de su batería), le adosó timbales y gongs sinfónicos y congas, algo absolutamente innovador.

Bonzo nos dejó un 25 de septiembre de 1980, en casa de Jimmy Page, luego de atragantarse con su propio vómito mientras estaba desmayado, producto de haberse bebido 25 vasos de vodka en 12 horas. Un poco mucho, Bonzo querido. Por suerte Bonham existió en el siglo XX, cuando la tecnología nos permite mantener su espíritu vivo por siempre.

Rock and Roll.


1 comentario:

  1. Mi hermano, era fana de Led Zeppelin, me hacia escucharlos horas y horas!!! Hace rato que no los escuchaba ... gracias Pato !

    buen domingo!

    ResponderEliminar