martes, 22 de junio de 2010

Woodstock

Es difícil mantener una casa limpia con cuatro hombres viviendo en ella. Por eso vivo barriendo polvo de ladrillo, barro, galletitas aplastadas, las piedritas sanitarias de los gatos, etc.

El otro día, mientras barría por décima octava vez, prendí la tv y enganché un programa especial sobre Woodstock. Inmediatamente largué la escoba y anoté en mi cuadernito: Woodstock. ¿Cómo no había escrito sobre ello?

El Festival de Woodstock (Woodstock. 3 Days of Peace and music), fue uno de los festivales de música más conocidos de la historia. Tuvo lugar entre los días 15 y 17 de agosto de 1969 en una granja en Bethel, estado de New York. Su nombre, Woodstock, se debe a que inicialmente el festival iba a realizarse en Woodstock, también en el estado de Nueva York, pero la población se opuso.

La idea inicial fue de Artie Kornfeld, productor ejecutivo de discográficas, quien junto a Michael Lang, Joel Rosenman y John P. Roberts, pusieron en marcha la idea de Kornfeld nacida en 1968.

La mayoría de los jóvenes que asistieron al festival pertenecían a la movida conocida como “hippies”, aunque ellos no se denominaban a si mismos de esa manera. La ideología era precisamente la no ideología: paz y amor solamente. La realidad es que el contexto político en el que se desarrolla Woodstock es la Guerra de Vietnam. Y recordemos que esta guerra venía precedida por la crisis de los misiles, la guerra de Corea, la Segunda Guerra Mundial, la crisis de Wall Street y la Primera Guerra mundial. Es decir, más que comprensible que estos muchachos estuvieran “contra el sistema” y pidieran peace and love. De hecho, Jimmy Hendrix tocó el himno estadounidense solo con su guitarra para demostrar que si bien estaban en contra de la política militar de su país, no estaban en contra de su nación.

Se cree que 500 mil personas asistieron al festival y que 250 mil quedaron afuera. Los organizadores solamente calculaban unos 60 mil asistentes.

El concierto comenzó oficialmente el 15 de agosto de 1969 a la 17 horas, cuando subió a escena el guitarrista y cantante folk estadounidense Richie Havens. En esos tres días pasaron por el escenario de Woodstock: Joan Baez, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Credence Clearwater Revival, Grateful Dead, Simon and Garfunkel, Joe Cocker, Crosby, Stills and Nash, The Who, Santana.



Entre los grandes ausentes estaban The Doors (por la fobia de Jim Morrison de cantar en espacios abiertos) y Led Zepelin (ya que su manager no quería que los Zepelin fueran una banda más en el concierto).

El último en tocar, por pedido propio, fue Jimi Hendrix quien tocó dos horas, siendo su recital más largo.


Woodstock se reeditó varias veces: en 1979 en el Madison Square Garden de New Yor, en 1989 en el emplazamiento original de la primera edición, en 1994 en ocasión del 25º aniversario, en Saugerties New York, en 1999 en Rome New York. En 2009, al cumplirse el 40º, uno de los artífices de la primera edición, Michael Lang intentó organizar otro recital, pero no logró llevarlo a cabo por falta de dinero.

Pero para celebrar estos 40 años, el director Ang Lee estrenó, en 2009, la película Taking Woodstock, que no tuve oportunidad de ver, pero que me han recomendado. Aquí les dejo el trailer.

Peace and love.

7 comentarios:

  1. genial...me hubiera encantado estar ahí. Una generación se definió esos días.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuantos sueños imaginados allí se perderían después?

    ResponderEliminar
  3. A mi no me hubiera encantado estar ahí, será porque no viví su realidad, pero me parece genial conocer y entender cada generación.

    Besos,

    Beb

    ResponderEliminar
  4. Interesante tu posteo Pato. Creo que muchos fuimos influidos (al menos en la clase media argentina) en mayor o menor medida por ese memorable evento. En esa época yo recién me hacercaba al rock. Hubiera sido interesante estar allí. Vivir esa experiencia.

    No obstante, esa predicación de "peace & love" parece haber sido absorbida por el "sistema". El "peace & love" terminó tranzando con la dinámica del mercado. Creo que la revolución fracasó. No obstante dejó sus huellas y un mensaje muy interesante para que pueda en un futuro próximo ser retomado.

    Besote!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que algo de la prédica de la época continuó. Por ejemplo en los partidos ecologistas de Alemania y Holanda, o en los partidos libertarios piratas de Dinamarca.
    Toda la idea de la cultura hacker, el open source y las wikis entreo otros fenómenos de las culturas tecnológicas actuales son en gran parte deudoras de mucha ideología hippie.
    Lo que sí transó, y mucho fue la idea de celebración comunitaria, de festival dionisíaco, que ahora se pelean por auspiciar Pepsi y Coca Cola. También el rock en buena medida se pasteurizó.
    Una pequeñísima aclaración, el nombre del grupo estadounidense, quintaesencia de la música hippie, es Grateful Dead, no Greatful Dead.
    Su nombre, (los muertos agradecidos) está inspirado en el "Bardo Thodol" el libro de rituales mortuorios tibetano.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por el aporte Goolian. No sólo por el error con Grateful Dead, sino por tu comentario. Porque me encantan los comentarios que aportan conocimiento. Te conozco del blog de Alejandro y tus comentarios suelen ser interesantes. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Está muy bien el blog, pero Simon and garfunkle no asistieron al festival...al menos en la pag. oficial no salen como invitados...por lo demás da gusto blogs así. Un saludo!

    ResponderEliminar