miércoles, 30 de junio de 2010

Angel of Harlem



Saben quienes me conocen que la música es absolutamente fundamental en mi vida. Una de las cosas que no tengo y me gustaría haber tenido, es una buena voz. Y, esto es una creencia personal, las mejores voces de mujeres son de mujeres negras.

Billie Holiday no escapa a mi regla.

Nacida como Eleanora Faga Gough en Filadelfia, el 7 de abril de 1915, tuvo una infancia muy dura, como muchos de los negros que nacieron en Estados Unidos la primera mitad del siglo XX.

Su mamá tenía 13 años cuando ella nació y su padre 15. Su padre era guitarrista de jazz y al tiempo de nacer ella, él las abandonó. Su mamá, tal vez por su corta edad para asumir responsabilidades, la dejaba constantemente al cuidado de personas no muy confiables.

A los diez años fue internada en un colegio católico para preservarla, debido a haber sido violada por un pariente. Debía permanecer en este colegio hasta su adultez, pero un amigo la ayudó a escaparse con complicidad de su madre.

La vida que siguió tampoco fue muy feliz. Se fue a New York y, además de ayudar a su mamá en trabajos de limpieza, comenzó a prostituirse.

En 1930 fue a una prueba de bailarinas en el bar Pod’s and Jerry’s en Harlem, en la que le fue muy mal. Pero cuando la escucharon cantar, se pararon todas las conversaciones del bar.


A partir de ese día su carrera fue puro ascenso. En 1933 Benny Goodman, conocidísimo clarinetista de jazz, fue a uno de sus shows y quedó maravillado. Su voz, comparada con la de otras artistas del jazz y del blues, como Ella Fitzgerald, tenía un alcance limitado, pero ella lo compensaba con su emotividad.

El 27 de noviembre de 1933 hizo su debut discográfico con la banda de Benny Goodman, con la canción “Your mother Son-In-Law”. En 1934 hizo su primera presentación en el Teatro Apollo.

Entre 1935 y 1944 grabó 200 canciones. Cantó con las orquestas de Count Bassie y Lester Young, quien fuera su amigo inseparable de por vida. Las bandas de jazz se la disputaban. Tuvo éxitos como ..... Strange Fruit la convirtió en una heroína de la gente negra, ya que era un himno en contra de los linchamientos. “...los árboles sureños dan extrañas frutas...” decía la letra.


A pesar del éxito Billie no podía ser feliz. Las adicciones controlaban su vida. Desde los 12 años fumaba marihuana, pero la heroína fue su ruina.

En 1941 se casó con el trompetista Jimmy Monroe, de quien se divorció. En 1952 se casó por segunda vez con un “justiciero” de la mafia Louis McKay. McKay era un violento pero intentó sacarla de las adicciones. Se divorciaron cuando él descubrió que ella seguí con las drogas a escondidas de él.

Estuvo 8 meses en prisión por posesión de estupefacientes y por eso le revocaron la licencia para cantar en bares de New York. Los últimos 12 años de su vida no pudo volver a trabajar en un pub.

En 1954 viajó a Europa y descubrió que no sólo era conocida en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Ese año escribió su autobiografía que aparecería en 1956: Lady sings the Blues. El año 1957 fue su último año productivo. Cantó para el especial de CBS “The Sound of Jazz” junto a Lester Young y Coleman Hawkins.

Pasó sus últimos dos años de vida sola, en un departamento en New York. Murió el 17 de julio de 1959 de cirrosis. Hoy se la recuerda como una de las voces de jazz más importante de todas las épocas, junto a la gran Ella Fitzgerald.

No se si ustedes sabían, pero mis queridísimos U2 han escrito esta canción dedicada a ella, a la gran Billie. Al ángel de Harlem.


lunes, 28 de junio de 2010

Romantic Argentina.

Mientras terminaba de escribir la segunda parte del posteo sobre Manuel Belgrano, me llegó un mail con un enlace de youtube que contenía este video.

Me pareció tan maravilloso, un documento tan extraordinario que quería compartirlo con ustedes.

Es una filmación del año 1932 sobre Buenos Aires, realizada por la Metro Goldwyn Mayer. Está íntegramente en inglés. El que no entienda inglés puede disfrutar de sus imágenes que son sorprendentes.

Los que si entiendan inglés van a comprender una frase que dice el relator al principio:

"Argentina is one of the richiest countries in the world". En español: "Argentina es uno de los países más ricos del mundo".

Si el locutor volviera en el 2010....



sábado, 26 de junio de 2010

Don Manuel-Parte I



Hace unos días se cumplió un nuevo aniversario de la muerte del General Manuel Belgrano. Esa manía que tenemos en Argentina de conmemorar la muerte en vez de celebrar el nacimiento que, en definitiva, fue lo que hizo que esa persona estuviera en este mundo.

Se lo recuerda como el creador de la Bandera pero, sinceramente, a mi criterio, fue lo menos importante que hizo.

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, nació el 3 de junio de 1770. Pertenecía a una familia acomodada de Buenos Aires, con padre italiano, comerciante. Tenía 11 hermanos. Estudió derecho en España y al volver a su país consiguió trabajo en el Consulado, que era una de las instituciones más importantes que la corona española tenía en sus colonias.

En el consulado, Belgrano comenzó a demostrar que era de avanzada. Su pensamiento estaba un paso más allá que el de sus contemporáneos. Presten atención a las propuestas de Belgrano en el Consulado, a principios del siglo XIX.

Propuso la creación de una escuela de comercio. Belgrano era un ferviente entusiasta del libre comercio. Recordemos que al ser colonia de España la única economía posible era el comercio con España. Asimismo, la educación lo desvelaba. Comprendía que la ignorancia hacía infelices a los pueblos. Propuso la educación de mujeres, la creación de escuelas mixtas, clases de agricultura para labradores y escuelas gratuitas para “los hijos de infelices”.

Claro que ninguna de estas propuestas llegó a buen puerto. El pensamiento arcaico de los españoles no llegaba a comprender la grandeza de Belgrano. Lo que si logró, por el lapso de tres años ya que luego la corte de Madrid lo clausuró, fue la Escuela de Dibujo y la Escuela de Náutica. En 1812, Mariano Moreno reconocería los grandes jóvenes que salieron de esas escuelas, y su excelente formación.

Llegado 1810, Belgrano participó activamente de los hechos revolucionarios de mayo y fue nombrado vocal de la Primera Junta de Gobierno. Dentro de la Primera Junta, Belgrano pertenecía al grupo más “radicalizado” si se me permite la palabra. Más jacobino según algunos autores. En este grupo se incluían Moreno y Castelli, su primo.

Luego de la “Revolución de Mayo”, se prepararon expediciones para combatir a los españoles que pretendían, desde el Virreinato del Perú, contener la onda expansiva revolucionaria.


Una de las expediciones, al mando de Castelli, partió hacia el Alto Perú. Belgrano se hizo cargo de la expedición al Paraguay.

Belgrano partió al Paraguay con algo así como 200 hombres. Al ser advertida en Buenos Aires la situación complicada, se fueron incorporando mas hombres y así, el recién formado Ejército del Norte contó con 950 hombres.

De camino al norte, resolvió problemas territoriales entre Corrientes y Yapeyú. Alistó con disciplina y ejemplo a las tropas. Diagramó los pueblos de Mandisoví y Curuzú Cuatiá. Creó escuelas. Se ocupó de las libertades de los pueblos indígenas de las misiones.

Mientras tanto, en Buenos Aires, ya casi se habían olvidado que Belgrano existía!

La gente de los poblados aportaba todo lo que podía a la causa. Y las tropas le eran más que leales. Recordemos que Manuel Belgrano era abogado, ¡no militar!

En Paraguarí obtuvo su primera victoria, pero el territorio selvático y la falta de hombres le jugó una mala pasada y sufrió una importante derrota en la batalla de Tacuarí. Fue tal la bravura de Belgrano en esa batalla (235 soldados criollos contra casi dos mil paraguayos) que los paraguayos acompañaron con honores la retirada de las tropas de las Provincias Unidas.

Increíblemente, o no, el gobierno de Buenos Aires mandó a llamar a Belgrano para procesarlo por sus derrotas en Paraguay. Belgrano obedeció pero el juicio no puede llevarse a cabo por falta de pruebas.

Buenos Aires le encargó contener a los realistas que venían bajando por el Paraná. Allí creó la bandera, basada en los colores de la escarapela, también creada por él (colores de la casa de los Borbones). Hasta el momento ambos bandos luchaban con los mismos colores y Belgrano consideró importante que existiera un distintivo propio. El 27 de febrero de 1812, la bandera flameó por primera vez (no era como la conocemos hoy en día, sino que eran dos franjas verticales, una blanca y la otra celeste). Ese mismo día se enteró que había sido designado jefe del Ejército del Perú, en reemplazo de Juan Martín de Pueyrredón.

Al llegar a Jujuy, Manuel hizo bendecir y jurar la bandera a sus tropas. Buenos Aires le ordenó deshacerse de la bandera por temor a una represalia española. Belgrano furioso la guardó para poder sacarla en la próxima victoria de sus tropas.

martes, 22 de junio de 2010

Woodstock

Es difícil mantener una casa limpia con cuatro hombres viviendo en ella. Por eso vivo barriendo polvo de ladrillo, barro, galletitas aplastadas, las piedritas sanitarias de los gatos, etc.

El otro día, mientras barría por décima octava vez, prendí la tv y enganché un programa especial sobre Woodstock. Inmediatamente largué la escoba y anoté en mi cuadernito: Woodstock. ¿Cómo no había escrito sobre ello?

El Festival de Woodstock (Woodstock. 3 Days of Peace and music), fue uno de los festivales de música más conocidos de la historia. Tuvo lugar entre los días 15 y 17 de agosto de 1969 en una granja en Bethel, estado de New York. Su nombre, Woodstock, se debe a que inicialmente el festival iba a realizarse en Woodstock, también en el estado de Nueva York, pero la población se opuso.

La idea inicial fue de Artie Kornfeld, productor ejecutivo de discográficas, quien junto a Michael Lang, Joel Rosenman y John P. Roberts, pusieron en marcha la idea de Kornfeld nacida en 1968.

La mayoría de los jóvenes que asistieron al festival pertenecían a la movida conocida como “hippies”, aunque ellos no se denominaban a si mismos de esa manera. La ideología era precisamente la no ideología: paz y amor solamente. La realidad es que el contexto político en el que se desarrolla Woodstock es la Guerra de Vietnam. Y recordemos que esta guerra venía precedida por la crisis de los misiles, la guerra de Corea, la Segunda Guerra Mundial, la crisis de Wall Street y la Primera Guerra mundial. Es decir, más que comprensible que estos muchachos estuvieran “contra el sistema” y pidieran peace and love. De hecho, Jimmy Hendrix tocó el himno estadounidense solo con su guitarra para demostrar que si bien estaban en contra de la política militar de su país, no estaban en contra de su nación.

Se cree que 500 mil personas asistieron al festival y que 250 mil quedaron afuera. Los organizadores solamente calculaban unos 60 mil asistentes.

El concierto comenzó oficialmente el 15 de agosto de 1969 a la 17 horas, cuando subió a escena el guitarrista y cantante folk estadounidense Richie Havens. En esos tres días pasaron por el escenario de Woodstock: Joan Baez, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Credence Clearwater Revival, Grateful Dead, Simon and Garfunkel, Joe Cocker, Crosby, Stills and Nash, The Who, Santana.



Entre los grandes ausentes estaban The Doors (por la fobia de Jim Morrison de cantar en espacios abiertos) y Led Zepelin (ya que su manager no quería que los Zepelin fueran una banda más en el concierto).

El último en tocar, por pedido propio, fue Jimi Hendrix quien tocó dos horas, siendo su recital más largo.


Woodstock se reeditó varias veces: en 1979 en el Madison Square Garden de New Yor, en 1989 en el emplazamiento original de la primera edición, en 1994 en ocasión del 25º aniversario, en Saugerties New York, en 1999 en Rome New York. En 2009, al cumplirse el 40º, uno de los artífices de la primera edición, Michael Lang intentó organizar otro recital, pero no logró llevarlo a cabo por falta de dinero.

Pero para celebrar estos 40 años, el director Ang Lee estrenó, en 2009, la película Taking Woodstock, que no tuve oportunidad de ver, pero que me han recomendado. Aquí les dejo el trailer.

Peace and love.

miércoles, 16 de junio de 2010

17 de junio de 1821-17 de junio de 2010.


Hoy, 17 de junio, hace 189 años, moría el General Martín Miguel de Güemes, patriota, guerrero, valiente, defensor de la libertad y figura central, junto con Belgrano y San Martín, en la independencia Americana.

No se si fueron sus adversarios contemporáneos (como Rondeau) que se empeñaron en minimizar la grandeza de Güemes y sus gauchos, o si fue la historia quien se encargó equivocadamente de no darle el lugar que se merecía. Hoy, es poca la gente que sabe de sus guerras y su defensa del norte, defensa sin la cual, los españoles hubieran recuperado el territorio de las Provincias Unidas.

Admirado por San Martín y Belgrano, compañero de lucha de la gran Juana Azurduy, Güemes fue herido de muerte un 7 de junio de 1821 hasta que, diez días después, murió. Tenía 36 años.

Hoy quiero recordarlo con algunas de sus frases.

No quiero favores en perjuicio de mi país; éste ha de ser libre a pesar del mundo entero. Nada temo, porque he jurado sostener la independencia americana y sellarla con mi sangre...

Todos somos libres, tenemos iguales derechos, como hijos de la misma Patria que hemos arrancado del yugo español

¡Soldados de la Patria, ha llegado el momento de que seáis libres y de que caigan para siempre vuestros opresores!".


viernes, 11 de junio de 2010

Arrancó el mundial.


Si alguno de los que lee esto me conoce un poco, le sorprenderá el título del post, ya que nada me importa menos que el fútbol. Que se juegue una copa mundial no es la excepción. Sigue siendo fútbol.

Pero la verdad es que, aunque estaba escribiendo otro posteo, me pareció apropiado juntar a la historia con el deporte y saber desde cuando se juega el mundial y desde cuando muchas mujeres tenemos que soportar la pasión descontrolada de la ciudadanía mundial por ver a 22 hombres corriendo tras una pelota. (por favor no tomarlo como comentario machista, pero la realidad es que, si bien cada vez más mujeres siguen y juegan al fútbol, es más pasión de hombres).

El antecedente más remoto cercano a un mundial fue un partido disputado entre dos naciones, Inglaterra y Escocia, en 1872. Pero, formalmente, la historia de los mundiales de fútbol comienza con la creación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado - FIFA - en mayo de 1904, cuyo objetivo principal era el desarrollo del deporte.

En 1908 se reconoció al fútbol deporte olímpico, durante las Olimpíadas de Londres. En 1909, Sir Thomas Lipton (si, el de los “Té Lipton”), organizó una competencia de fútbol entre clubes que representaban a sus países. Este torneo suele ser conocido como el primer mundial.

Pero el fútbol seguía siendo cosa de Olimpíadas, es decir, no se jugaba un mundial separado de las Olimpíadas. Los torneos de fútbol de 1920 (con equipos europeos más Egipto) y el de 1924 (ya con equipos americanos) eran campeonatos mundiales de fútbol amateur.


Fue en los juegos de Paris de 1924 en que la FIFA organizó un congreso y se decidió realizar un campeonato mundial separado de los Juegos Olímpicos. Así, el primer mundial oficial se jugó en Uruguay en 1930. Los Uruguayos salieron campeones, los primeros en salir campeones, ganándole 4 a 2 a la selección argentina.

El segundo Mundial lo organizó Italia en 1934. Cuando los argentinos ponemos en tela de juicio el campeonato de 1978 debido al gobierno de facto que se había apropiado del poder, no sabemos que tuvo un antecedente, ya que en 1934, en el gobierno italiano estaba Il Duce, Benito Mussolini que, al igual que en Argentina 1978, utilizó el mundial para lograr una exaltación del nacionalismo. Italia fue el segundo campeón del mundo.

El mundial de 1938, jugado en Francia, fue un poco complicado. Países que se bajaba (España por la guerra civil, China y Japón que estaban en guerra), Alemania ya con Hitler en el poder, boicot de algunos países. Italia logró el primer bicampeonato, ganándole a final a Hungría 4 a 2.



Luego, debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial, el torneo fue suspendido. Se retomó en 1950 en Brasil. En este mundial ocurrió lo inesperado: Uruguay le robó la ilusión a Brasil ganándole la final del mundial en el estadio Maracaná. Este episodio pasó a la historia como el Maracanazo. (Cabe destacar que la camiseta de Brasil era blanca y la cambiaron a los colores actuales luego de esta derrota).

Los mundiales siguieron jugándose cada cuatro años: Suiza 1954, Suecia 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966, Mexico 1970, Alemania 1974, Argentina 1978, España 1982, México 1986, Italia 1990, Estados Unidos 1994, Francia 1998, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y el actual en Sudáfrica. Actualmente y desde 2006, la FIFA decidió establecer un sistema de rotación de continentes, para que todos los continentes pudieran ser sede del mundial al menos una vez durante determinado período de tiempo.


El país con mayor campeonatos es Brasil con cinco campeonatos logrados. Le siguen Italia con cuatro, Alemania con tres, Argentina con dos, Uruguay con dos, Francia con uno e Inglaterra con uno.

El mundial de fútbol es uno de los eventos más importantes del mundo, que logra unir a miles de millones de personas a lo largo y ancho del planeta, que siguen el juego desde todos los rincones del globo. Se calcula que la última edición fue vista por treinta y dos mil millones de personas en el mundo.




Mañana juega Argentina y, repito, no me preocupa porque no me interesa ni entiendo este deporte. Pero es mi país y, por supuesto que me encantaría que ganara.

No voy a dejarlos con el tema del mundial ni con Shakira y el Waka Waka, las canciones del mundial suelen ser bastante sosas. Los dejo con este tema dedicado a Maradona que “no es santo de mi devoción”, pero sinceramente, me encanta Mano Negra.


lunes, 7 de junio de 2010

El Proyecto Huemul

Tenía muchas ganas de escribir sobre el Surrealismo, y seguramente el próximo posteo sea sobre este tema. Pero iba manejando y no se porqué me acordé de este tema. De cómo un señor bastante mal de la cabeza engañó al General Perón prometiendo sofisticación y adelantos tecnológicos muy de vanguardia para la época e irresistible a cualquiera con ansias de poder.

El proyecto Huemul fue un proyecto secreto financiado por el Gobierno de Juan Domingo Perón y que llevó a cabo el científico austríaco Ronald Richter, entre 1948 y 1951. El proyecto intentaba generar una forma de energía a través de la fusión controlada de energía nuclear.

Es de público conocimiento que al terminar la Segunda Guerra Mundial, muchos militares nazis o simpatizantes del partido nazi, lograron escaparse y se refugiaron en la Argentina. Uno de ellos fue el ingeniero Kurt Tank (piloto de prueba que había desarrollado aviones para la Alemania nazi). Tank se radicó en Córdoba para desarrollar, a pedido de Perón, el prototipo aéreo “Pulqui II”, junto a otros doscientos ingenieros alemanes. Este ingeniero Tank fue quien le sugirió a Perón que se convocara a Richter.

Ronald Richter llegó a Buenos Aires en agosto de 1948 y fue recibido por Perón. Para lograr su hazaña científica se montó en la provincia de Córdoba un laboratorio pero, debido al estado paranoico de Richter, que creía que lo espiaban y lo perseguían, el laboratorio secreto se mudó a una isla en el lago Nahuel Huapí, llamada Huemul (en la provincia de Río Negro).

Los montos de los gastos reservados que demandaba el proyecto eran tan elevados que ya no se los podía disimular más, por eso, el presidente Perón tuvo que firmar el decreto Nº 10.936 que creaba la Comisión Nacional de Energía Atómica, cuyo presidente era el mismo Perón y secretario general el coronel Enrique González, muy allegado a Perón.


Durante todo el año 1950 Richter mandó construir un reactor de 12 metros de alto por 12 metros de ancho, de hormigón, que luego hizo demoler por tener una grieta. A continuación mandó a reconstruirlo a 20 metros de profundidad.

La primer falla de comunicación ocurrió cuando, en febrero de 1951, el nuevo jefe de la guardia militar de Bariloche, coronel Fox, decidió inspeccionar la isla. Debido al aspecto paranoico de Richter que mencionamos antes, el científico austríaco echó a Fox a punta de pistola generando un momento de tensión.

Perón ya estaba preocupado porque había apostado todo a este proyecto. Y de repente llegó la mejor noticia: en marzo de 1951 Richter le cmunicó a Perón que había tenido el primer éxito. Se habían llevado a cabo reacciones termonucleares bajo condiciones de control en escala técnica. En palabras del propio Perón a la prensa: “Es un nuevo sistema que trata como dice Richter de encender soles artificiales en la tierra”.

La comunidad científica mundial miraba con mucha cautela y descreimiento estos adelantos.

Ese mismo mes, marzo de 1951, Perón y su mujer, Eva, le entregaron a Richter el Doctorado Honoris Causa.

Luego de este anuncio, pasaron meses sin que se supiera algo el proyecto. Viendo su credibilidad amenazada, Perón creó una comisión para que investigara y auditara a Richter. Uno de los integrantes de esta comisión fue el doctor José Balseiro. La comisión, luego de presenciar aproximadamente doce experimentos, dio resultados negativos. El informe explicó que se observaban radiaciones pero no de origen nuclear, sino producidas por campos eléctricos. Balseiro y el Ingeniero Bancoira, otro de los integrantes de la Comisión, calificaron los experimentos de Richter como farsa.

Richter no aceptó esta sentencia y pidió otra comisión conformada por científicos que trabajaban en el exterior. Estos científicos opinaron lo mismo que los anteriores: farsa.

Así, en noviembre de 1952, Perón le quitó apoyo a Richter y el proyecto se canceló. Ronald Richter se mudó a Monte Grande, en la provincia de Buenos Aires, donde vivió hasta su muerte, en 1991.

Lo positivo de esta gran farsa fue que en 1955 se creó el Instituto Balseiro, reducto académico que nuclea a los mejores científicos del país.

The History Channel, canal de documentales históricos, preparó un documental muy interesante y de gran calidad llamado “Proyekt Huemul”. Aquí un adelanto. Les sugiero buscar en youtube todas las partes de este documental. Es muy bueno y muy impactante.