viernes, 30 de abril de 2010

Inspiración+Transpiración+Apoyo de seres queridos= Sueño Cumplido.


Hace unos años tuve ganas de escribir libros de historia para chicos, para que mis hijos, chiquitos, pudieran conocer cómo comenzó nuestra historia como Nación. Para que supieran que en este país existieron superhéroes, sin capas ni poderes especiales, pero que con valentía, honor y arrojo, dieron sus vidas por lograr la libertad de su tierra.

Hoy ese sueño se hizo realidad y quiero compartirlo. El sábado 8 de mayo, a las 17:30, en la Feria del Libro, en el Stand de Editorial Estrada y Puerto de Palos, una narradora va a relatar el libro para todos los chicos que asistan y yo voy a estar ahi para presentarlo.

Los espero.

Este sueño se hizo realidad, especialmente, gracias al apoyo incondicional de Damián Méndez.

9 comentarios:

  1. Te escuché cuando largaste tú deseo al aire hoy hecho realidad. No puedo más que alegrarme y felicitarte! Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ricardo! Es cierto, en el mismo taller de escritura, hace ya, no se.. 3 años? No me acuerdo. Pero bueno, ahora está aquí! Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Te felicito Patitooooo!!!!

    te quiero muuucho,

    beb

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones Pato !!!!! que alegria inmensa debes sentir... Besos

    ResponderEliminar
  5. Sabés que si me hubieran enseñado la historia de esta manera que vos planteás, seguramente no me hubiera convertido en un historiador frustrado, entre otras cosas. Te dejo un saludo. Me gustó el post y tu iniciativa. Y mucho la frase que habla de nuestros superhéroes.

    ResponderEliminar
  6. Pato, hablé con mi psico-esposa y sí, todo lo que podamos conseguir para esta familia viene bien. Se nos complica por la distancia pero pensé que podías dejar tu donación por la casa de mis suegros que viven en Palermo; no sé cómo te quedará. Si te parece bien, te ruego me confirmes por e-mail para avisarles a los viejos. Te agradecemos desde ya y quedo a la espera de tu respuesta. Un saludo!

    ResponderEliminar