lunes, 15 de febrero de 2010

Siete Maravillas


Hace unos días fuimos con mis hijos a una librería. Mientras ellos buscaban libros que les gustaran, yo me senté en unas escaleritas y descubrí que, detrás de mi, había una pila de “El libro gordo de Petete”. Fue como si en realidad, hubiese habido un portal que me transportara a mi infancia. ¡Cuánto leí ese libro! Me encantó ver que se re editara.

Pero lo que más me emocionó fue ver que las ilustraciones son exactamente las mismas (algunas actualizadas) de las que estaban en mi libro de la infancia. Muchísimas cosas aprendí con El libro Gordo, pero la que más recuerdo que me llamó la atención, y a la que volvía una y otra vez, era el capítulo de las Siete Maravillas del Mundo.

Siempre miraba los dibujos y me lamentaba que sólo quedara una en pie, porque soñaba que de grande podría ir a visitarlas.


Hace un par de años se eligieron las siete maravillas del mundo moderno, pero para mi, las siete maravillas son las originales!



La Gran Pirámide de Gizeh


También conocida como la pirámide de Keops. Es la más antigua de las siete maravillas (se terminó de construir en el 2579 a.C.) y, curiosamente, la única que se mantiene en pie en la actualidad.


Ubicada en la llanura de GIzeh, en Egipto, tiene una altura de 145 metros de alto y 230 metros de ancho. Se utilizaron más de dos millones de piedras para construirla y cada una de esas piedras pesa 2 toneladas. Se trata de la tumba del faraón de la Cuarta Dinastía egipcia Keops- En su interior posee tres cámaras: la cámara del rey, la cámara de a reina y una cámara subterránea.




El Mausoleo de Halicarnaso


El mausoleo de Halicarnaso era en realidad la tumba de Mausolo, Rey de Caria. Ubicada en la ciudad de Halicarnaso, actual Budrum, Turquía.


Era una magnífica estructura cuadrangular sobre la que se posaban 36 columnas de mármol blanco. Estas columnas sostenían una pirámide de 24 escalones que terminaban en una estatua de Mausolo. La altura total del mausoleo era de 50 metros. La tumba terminó de construirse tres años después de la muerte del rey de Caria, en el 353 d. C. Los arquitectos encargados de tal monumental obra fueron Sátiros y Piteos. Asimismo, todo el mausoleo contaba con relieves esculpidos en piedra con temáticas de Amazonas.


Fue destruido por un terremoto en el año 1404. Sólo se salvaron la estatua superior y un friso que se pueden visitar en el Museo Británico, en Londres. Es por este motivo que a las tumbas fastuosas se las denomina mausoleos.



La Estatuta de Zeus en Olimpia


La estatua de Zeus fue erigida en el Templo de Zeus, en Olimpia, en la Élida, centro religioso de la Antigua Grecia. Estaba ubicada al fondo del templo y su creador fue el famoso escultor Fidias. Fidias trabajó la estatua en marfil y oro y tenía una altura de aproximadamente 12 metros, con lo que casi llegaba al techo del templo.


En la estatuta Zeus está sentado en un trono hecho de cedro con incrustaciones de marfil, oro y ébano y sostiene en una mano una pequeña estatua de Niké, diosa griega de la victoria y en al otra un cetro.


La estatua fue trasladada a Constantinopla en el año 394 pero fue destruida por un incendio en el 462 de nuestra era.


El Coloso de Rodas


A dieciocho kilómetros de la costa del Mar Egeo, se encuentra una de las más importantes de las islas Espóradas: Rodas. La ubicación de esta isla es importantísima para el comercio con Grecia, Asia y Egipto.


En el año 279 a. C. los habitantes de Rodas pudieron vencer al gran guerrero Demetrio I y, a modo de agradecimiento decidieron levantar una estatua en honor a Helios, dios del Sol, en el puerto de la ciudad. La obra fue realizada por el escultor Cares de Lindos.


La estatua medía 32 metros y estaba hierro y bronce y en su interior era hueca. Se cree que fue rellenada con piedras para mantener la estabilidad.


Se creía que estaba construido en la entrada del puerto, con una pierna en cada muelle, y los barcos que entraban debían pasar por debajo de ésta. Pero con el tiempo se descubrió que esto no pudo haber sido factible por la inestabilidad que provocaba el peso de la estatua.


El Coloso permaneció en pie durante 56 años ya que fue destruido por un terremoto en el año 223 a.C. Las partes de la escultura destrozada fueron dejadas en el lugar que cayeron según consejos del oráculo.



Los Jardines Colgantes de Babilonia


Esta maravilla del mundo antiguo fue construida en al ciudad de Babilonia, actual Iraq a orillas del río Éufrates. A mediados del siglo VI a.C. reinaba en Babilonia Nabucodonosor II quien estaba casado con la reina Amytis. En su honor mandó a construir los jardines.


No eran colgantes como se los nombra. Eran más bien pirámides escalonadas llenas de plantas, arbustos y árboles. La confusión sobre ser colgantes puede venir de la traducción de la palabra griega kremastos que significa “sobresalir”. Desde la punta de los jardines podía divisarse toda la ciudad.


En el siglo I a.C., el historiador griego Estrabón, describió de esta manera a los jardines:

Éste consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.



El Templo de Artemisa


El Templo dedicado a Artemisa (Diana para los Romanos), diosa de la caza y la fertilidad, estaba ubicado en Éfeso (actual Turquía), a orillas del mar Jónico y junto a la desembocadura del río Meandro, y fue construido en el siglo VI a.C.


Su construcción fue encargada por el Rey Creso de Lidia y se dice que se tardó 120 años en terminarla.


Lo que se sabe del Templo fue gracias Plinio el Viejo, quien los describió como un templo de 115 metros de largo por 55 de ancho, construido en mármol y que poseía 127 columnas.


Su destrucción llegó el 21 de julio del año 356 a.C., cuando un incendio lo dejó en ruinas. Ese mismo día nació Alejandro Magno.


En el año 1869 una expedición arqueológica británica descubrió las ruinas del templo, donde se rescataron varias estatuillas, aunque de todas las columnas, solamente sobrevivió una.



El Faro de Alejandría


Se dice que el Faro de Alejandría fue la única de las siete maravillas construida con un fin utilitario.


El faro era una torre, su verdadero nombre es la torre de Pharos, que se levantó en el siglo III a.C., (exactamente entre los años 285 y 247) en la isla de Pharos frente a Alejandría. Su construcción comenzó durante el reinado de Ptolomeo II y su arquitecto fue Sostrato de Cnido. La realización de la obra tomó 38 años.


La torre medía unos 120 metros de alto. Su base era cuadrada pero al torre tenía forma octogonal y la punta era cilíndrica. Los materiales que se utilizaron fueron mármol ensamblado con plomo fundido. En la cúspide había un espejo que reflejaba la luz del sol durante el día y la de una fogata durante la noche.


En el año 1261 un terremoto dañó severamente la torre. en 1272 el sultán Salah al-Din Yusuf, más conocido como Saladino, intentó reconstruir el faro, pero poco duró la restauración ya que en el año 1303, otro terremoto lo terminó de destruir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario