jueves, 7 de enero de 2010

La Secesión Vienesa.

Mientras estudiaba en la facultad empecé a desarrollar mi gusto por la pintura y el arte en general. Tenía el pre concepto de creer que la pintura era disfrutada sólo por entendidos, que si yo no sabía qué era el impresionismo, el expresionismo o el cubismo, nunca entendería nada.


Hasta que abrí mi mente y empecé a afinar mi gusto y a ver qué era lo que realmente me gustaba. Y ahí fue cuando conocí a Gustav Klimt. Para ser sincera, lo conocí en una enciclopedia de filosofía, en la cual se lo nombra como quien “...ejemplifica a la perfección los postulados de Nietzsche”. Esta frase me alcanzó para comenzar a investigar (ya que adoro a Nietzsche).


Así fue como llegué a la Secesión Vienesa, movimiento artístico vienés, nacido en 1897, encabezado por Klimt y que agrupaba artistas como Otto Wagner, Koloman Moser, Ferdinand Hodler y Joseph Maria Olbrich. Todos estos artistas pertenecían a la Asociación de los Artistas de las Artes Visuales de Austria y decidieron romper con el academicismo imperante en el momento, es decir, con la pautas establecida.


Recordemos que la época en que se instaura este movimiento es la conocida como Belle Epoque, momento en el cual Europa vive una gran fe en la ciencia y la tecnología, desarrollo del capitalismo, expansión del imperialismo y un positivismo generalizado.


El 27 de junio de 1897 se reunió la Secesión por primera vez para delinear sus acciones. Concordaron editar una publicación sobre arte y la construcción de una sala propia de exposiciones. La revista publicada era Ver Sacrum (Primavera sagrada). El edificio de la Secesión fue construido por Joseph Maria Olbrich.


La primera exhibición de la Secesión fue el 15 de marzo de 1898, donde se reunieron 131 obras de artistas extranjeros. La segunda exhibición fue el 12 de noviembre del mismo año, con motivo de la inauguración del edificio de Olbrich, en la cual se exhibió el cuadro Palas Atenea, de Klimt, símbolo del movimiento. Durante los ocho años siguientes organizaron 23 exhibiciones. La entrada al edificio tenía un cartel que contenía una frase del crítico de arte Ludwig Hevesi “A cada época su arte, al arte su libertad”.


En las pinturas de la Secesión, tal y como se lo proponían, se aprecia una ruptura con lo clásico, casi provocativo. Uno de los temas recurrentes es la mujer y el erotismo, cosa que escandalizaba a la sociedad clásica de la época. En cuadros como Nuda Veritas de Klimt (pintado en 1898) puede verse una provocante y expresiva desnudez. Es más, el pelo púbico es casi una declaración de guerra al ideal clásico.

En 1905, Klimt y sus amigos abandonan la Secesión (debido a problemas internos) y fundan los “Talleres de Viena”, donde se incorporan grandes pintores como Egon Schiele. Claro que los Talleres han continuado con el espíritu secesionista.


El 6 de febrero de 1918 murió Gustav Klimt. Y he aquí una curiosidad: ese mismo año murieron Egon Schiele, Otto Wagner, Ferdinand Hodler y Koloman Moser. Todos miembros fundadores de la Secesión (a excepción de Schiele). Es como si hubiesen querido decretar la muerte del movimiento en si mismo.


Por suerte para nosotros, sus obras perduraron y podemos admirar hoy en día la magnificencia de estos grandes.


Los dejo con la declaración de Hermann Bahr, padrino intelectual de la Secesión, que resume el espíritu del movimiento.


Queremos declarar la guerra a la rutina estéril, al rígido bizantinismo, a todas las formas de mal gusto... Nuestra Secesión no es un enfrentamiento de los artistas modernos con los viejos, sino una lucha por la revalorización de los artistas frente a los buhoneros que se las dan de artistas y que tienen interés comercial en evitar que el arte pueda florecer.


11 comentarios:

  1. :)Te felicito, tupágina está ¡hermosa!, me hiciste la noche. Saludos,atte: Carla A.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno gracias me sirvio de mucho!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho, toca los puntos relevantes del movimiento.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien contado... estoy haciendo un tp para la facultad sobre este movimiento y me facilita mucho saber sobre el panorama de esa época, TE FELICITO!

    ResponderEliminar
  5. Hola bueno pues me gusta mucho este espacio y tu forma de ver y sentir el arte y muy bien concentrada la informacion Gracias!! y sigue adelante buena vida.

    ResponderEliminar
  6. En mayo viajo a Viena y sin saberlo coincide con el 150 aniversario de Klimt. Buscando información al respecto encontré tu blog y me ha maravillado!! Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  7. muy lindo blog! Anabella - disaires

    ResponderEliminar
  8. Mensaje enviado a mi hija. Hola, te envío un enlace que me parece increíble, tiene casi de todo, se especializa en historia, muy doméstica, como para darse un vuelo rasante, sólo para estar ubicado. A veces a uno le dan ganas de repasar estos hitos que lo anclan a uno a su propia existencia que se debe aprovechar cuando falta la TV, o nos escapamos de la actualidad imperante. Llegué aquí porque buscaba la Secesión en Viena, según, un edificio con una esfera hecha de hojas doradas colocada en el techo, muy cerca de la fachada, que de acuerdo con la documentación previa del turista era una visita obligada. Tenía en mente que la había diseñado un arquitecto vienés muy famoso llamado Otto Wagner que aparecía en todos lados, pues no es así, me acabo de enterar por Pato. Además  esta divina mujer me ha enriquecido con la obra de Gustav klimt. Motivo principal de tus presentes del viaje.

    ResponderEliminar
  9. Excelente! Me hizo entender mejor mi tarea:D Soy estudiante de Diseño Grafico !

    ResponderEliminar
  10. alicia arrarte, uruguay15 de julio de 2015, 14:35

    gracias, es muy claro el relato de lo que fue la Secesión Vienesa. no conocía el nombre ni el movimiento, aunque he visto mil veces a Mucha, Klimt, kokoshka, y los grandes de ese espiritu- vengo ahora de reverlos en Nueva York donde expuse mi obra de forma individual y Efímera por una noche con gran exito. Adelante con tu pagina, sigue aleccionandonos en arte y su historia.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante y documentado. Gracias por esta aportación

    ResponderEliminar