martes, 10 de noviembre de 2009

Bloody Mary.

¿Cuantas veces hemos ido a algún boliche o bar y escuchamos que alguien pide un Bloody Mary? Muchas. Siempre pensé que ese trago a base de jugo de tomate y vodka debía su nombre a su color rojo sangre. Si, es así. Pero, además, Bloody Mary existió, más conocida (en español) como María la Sanguinaria.María la Sanguinaria no era otra que María I de Inglaterra, María Tudor, tercera mujer en acceder al trono de Inglaterra.Nació en 1516 en Inglaterra.
Su padre fue Enrique VIII, famoso por su cisma con la Iglesia Católica y por imponer la religión Anglicana en Inglaterra (se dice que debido a que el Vaticano no quiso anular su primer matrimonio. Enrique VIII se casó seis veces). Su madre Catalina (primera esposa de Enrique), era hija de los Reyes Católicos, es decir, María I era nieta de los Reyes que financiaron a Cristobal Colón.Enrique VIII había desheredado a sus hijas María e Isabel, temiendo que María reinstaurara el catolicismo. Así el reinado pasaría a su hijo Eduardo VI. Poco antes de morir, Enrique vuelve a incluir a sus dos hijas en la línea sucesoria. En 1547 muere Enrique y le sucede Eduardo que, a su vez, muere en 1553, asumiendo así María I de Inglaterra.

Efectivamente y, tal como lo previó su padre, lo primero que hace María es liberar de la Torre de Londres a Thomas Howard y a Stephen Gardiner, dos fervientes católicos arrestados bajo el reinado de su padre. Gardiner, nombrado Obispo de Winchester, proclamó oficialmente a María I el 1º de octubre de 1553.A los 37 años decide casarse para lograr descendencia y que su hermana Isabel no llegue al trono. Se arregla un casamiento con Felipe II de España, hijo de su primo Carlos V. A María le interesaba apoyo contra el anglicanismo y a Felipe la ayuda de Inglaterra contra los Países Bajos y Francia. Aún siendo un arreglo, se dice que María estaba realmente muy enamorada de Felipe.

El anuncio de su casamiento provocó una rebelión protestante en Kent, que fue duramente reprimida. Luego de este episodio, se persiguió a los protestantes y a los anti católicos, motivo por el cual, se la conoció como Bloody Mary. Esto tal vez sea una injusticia histórica, ya que su hermana y sucesora, Isabel I, también mató muchísima gente y no tuvo este mote.María no tuvo descendencia, sólo dos falsos embarazos que se atribuyeron a problemas hormonales.

El reinado de María fue corto pero intenso. En un comienzo gozó de gran popularidad por los ataques sufridos y por el maltrato de su propia familia. Pero, las persecuciones a protestantes le valieron mala fama. El casamiento con Felipe II tampoco fue bien visto por los súbditos. A esto se suma que, debido a presiones de su marido, encaró una guerra contra Francia (sólo por defensa de España) y pierden Calais que estaba en manos inglesas. Esto provocó el enfurecimiento del pueblo inglés.Murió en Londres el 17 de noviembre de 1558. Pueden visitarla en la Abadía de Westminster, cuando se den una vueltita por Londres.Entre las rarezas que uno encuentra en internet, encontré un blog dedicado a María Tudor. Aquí se los dejo. Y recordar la serie que dan por History Channel “The Tudor”.
http://diariodemariatudor.blogspot.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario