domingo, 11 de octubre de 2009

Thomas Edison




Estaba leyendo una biografía de Steve Jobs y, al principio del libro, donde se relata como comenzó con Apple, aparece un pensamiento de Steve que me gustó mucho. Jobs dice que cuando descubrió la tecnología, cuando empezó a meterse en el mundo naciente de las computadoras se dio cuenta que “…Edison había hecho mucho más por el mundo que Karl Marx…” Y por primera vez pensé en eso. Podría ser obvio, pero dediqué mi vida a lo que se conoce como ciencias sociales y nunca había pensado en esa frase. Además, en este país no se incentiva el estudio de las mal llamadas ciencias duras, y uno tiende a olvidarse de personajes como Edison.
¿Qué sabemos de Edison? Poco. Veamos quién fue.
Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847, en Ohio, Estados Unidos. Su paso por la escuela no fue bueno. Lo expulsaron por considerarlo “retrasado”. Hasta que su madre, maestra, decidió hacerse cargo de la instrucción elemental de su hijo.
A los doce años decidió que era momento de ganar su propio dinero y comenzó a trabajar como repartidor de diarios. Un par de años más tarde, consiguió a bajo precio una prensa y creó el diario Weekly Herald. Trabajó varios años de telegrafista y, estando en Boston, inventó una máquina registradora de votos que, los congresistas norteamericanos, rechazaron.
A los 29 años, luego de casarse, compró un terreno en las cercanías de New York para crear un taller de trabajo. Este taller fue conocido como Menlo Park, por el lugar su lugar de ubicación. Su mayor virtud era, precisamente, el trabajo. De hecho acuño una frase muy famosa hoy en día “uno por ciento de inspiración y noventa y nueve de sudor”.
Entre 1871 y 1879 patentó varios inventos de avanzada para la época: colaboró con la invención de la máquina de escribir, perfeccionó el telégrafo automático, una grabadora bastante desarrollada y, un sistema de transmisión simultánea de mensajes, que sería la base que utilizaría Graham Bell para la invención del teléfono. En 1877 inventó el fonógrafo.
Pero fue 1879 el año de su invento más conocido: la lamparita eléctrica. Ésta fue utilizada por primera vez en la Ópera de París durante la Exposición Universal de la Electricidad de 1881. Una curiosidad es que, para poder reemplazar la iluminación a gas, Edison comenzó a fabricar lamparita con un costo de un dólar y las vendía a 40 centavos para lograr una gran demanda del invento y así bajar su costo de fabricación. Al poco tiempo logró que el costo de cada bombita fuera de treinta y siete centavos de dólar!
Lo más llamativo de Edison era su forma de encarar las invenciones y el desarrollo tecnológico. Edison, junto con otros inventores, reemplazaron el estilo de los viejos inventores del siglo XIX, incentivando la invención tecnológica. En 1876 crea el primer laboratorio de investigaciones industriales, precursor de los actuales centros de experimentación.
Durante su vida, dedicada al trabajo, fue nombrado Presidente Asesor de la Marina de los Estados Unidos, miembro primero y comendador después, de la Legión de Honor Francesa. En 1892 recibió la medalla Albert de la Sociedad Real de las Artes.
A comienzos del siglo XX, en 1900, su empresa Edison General Electric se fusiona con la Thomson Houston Company. Así nace la famosa General Electric Co. Esta empresa desarrolla el primer laboratorio moderno de investigación y desarrollo del mundo.
En 1928 el Congreso de los Estados Unidos lo reconoce distinguiéndolo con la medalla de oro por sus inventos revolucionarios.
El 18 de octubre de 1931, mientras los Estados Unidos aún padecían las consecuencias del crack de Wall Street y la Gran Depresión, la vida de Thomas Alva Edison se apagó. Tenía 84 años. A lo largo de su vida había patentado más de mil inventos. He aquí algunos:

Fonógrafo
Kinetoscopio
Bombita eléctrica
Mimeógrafo
Kinetógrafo
Máquina registradora de votos.
Lápiz electrónico
Primer estación de potencia del mundo


Link: http://www.thomasedison.com/




1 comentario:

  1. Precisamente hoy estaba pensando que la universidad no es la forma de hacer un futuro, es la forma de buscar uno, las personas como Edinson, Einstein y otros famosos siempre han tenido claro lo que quieren hacer y para lo que nacieron, por eso la persistencia los hace grandes, sin importar los obstaculos no se detienen en la lucha por su realizacion. Felicitaciones por el blog, muy instructivo...

    ResponderEliminar