martes, 20 de septiembre de 2016

New Deal - Parte II


Cartel de la Work Projects Administration


          En el post anterior les conté sobre los primeros años del New Deal que implementó Franklin Roosevelt para paliar la crisis de la Gran Depresión.
       A partir de 1935 los planes para recuperación a través de las artes. Y es en este período y con estos programas en donde yo veo la intencionalidad de darle una identidad nacional a los norteamericanos, a la vez que pretendían resolver el tema de la desocupación y la reactivación. Esta identidad abarca a todos los estados de Estados Unidos y todas las razas, especialmente los Afro americanos a cuya cultura empiezan a dar énfasis para que se identificaran con el ser nacional.
       Hay que recordar que varios países del mundo pasaban en aquella época por un período de nacionalismos y de rearme que desembocó en la Segunda Guerra Mundial. Ser parte de un sentimiento y un ser nacional iba a aportar seres humanos para combatir por su patria en una guerra futura.

Estadísticas del Federal Art Project 

         Volviendo al New Deal, en 1935 se creó la WPA - Work Projects Administration - que fue la agencia más grande del New Deal y que empleó la mayor cantidad de desempleados (8.5 millones de personas entre 1935 y 1943), para desarrollar proyectos como la construcción de caminos, edificios públicos, puentes, etc. 
        Dentro de la WPA existió el Federal Project Number One (Proyecto Federal Número Uno) que se trataba de un grupo de proyectos que empleaba actores, músicos, artistas, escritores para desarrollar planes de arte, literatura, teatro y música. Dentro de este Federal Project Number One se encontraban estos proyectos que, como verán, fueron de gran importancia para la recuperación económica pero especialmente para la identidad norteamericana: 
Federal Art Project (Proyecto Federal de Arte)
Federal Music Project (Proyecto Federal de Música)
Federal Theatre Project (Proyecto Federal de Teatro)
Federal Writer’s Project (Proyecto Federal de Escritores)
Asimismo hubo un movimiento documental en los años 30 que también documentó la Gran Depresión.

Federal Art Project
          El Proyecto Federal de las Artes fue uno de los proyectos de la WPA que se ocupó de recuperar el empleo a través de las artes. Se promovía a artistas, pintores,escultores, muralistas y artistas gráficos. Además de darle trabajo a los artistas, se daban clases de arte a toda la población: niños, jóvenes, ancianos. Se implementaron programas culturales locales en cada distrito dentro de cada estado y se organizaron muestras de arte itinerantes. 

Logo del federal Art Project


          El gobierno federal pagaba los sueldos y las entidades locales los materiales y los equipos. 

Publicidad de una exhibición parte del Federal Art Project

       Grandes pintores fueron parte de este programa como Mark Rothko o Jackson Pollock. Como comentaba anteriormente, la comunidad afro americana fue especialmente beneficiada por este proyecto. Uno de los más destacados artistas promocionado por el Federal Art Project fue Jacob Lawrence, quien pintaba series sobre temática del pueblo afro americano como lo eran temas de esclavitud - en la serie Harriet Tubman,  Toussaint L’Ouverutre  y Frederick Dourglass - y la migración del sur al norte - en la serie La Gran Migración. Algunas de sus obras las ilustro en este post pero les recomiendo seriamente que no dejen de buscar la obra de Jacob Lawrence que, a mi criterio, es bellísima y a través de la sencillez expresa el centro de la historia del pueblo afroamericano.

Mark Rothko - The subway

Jacob Lawrence de la Serie La Gran Migración



Jacob Lawrence de la serie Frederick Douglass


         Un tema aparte es el de los muralistas. Artistas como Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros fueron contratados en el marco de este programa para pintar murales. Claro que en este caso la ideología se mezcló con el arte - nunca están tan lejos - y eso provocó grandes problemas. Enmarcadas en el proyecto Public Works of Art projects (1933), la idea fue la realización de obras de arte - murales y esculturas - en nuevos edificios. Estas obras fueron financiadas por el Departamento del Tesoro.

Diego Rivera trabajando en el mural del Rockefeller Center
El hombre en el cruce de caminos (posteriormente destruido)


            ¿Por qué digo que aquí el arte se mezcló con la ideología? Porque la mayoría de los artistas y muralistas eran de ideología de izquierda y eso reflejaban sus obras. Había mensajes subliminales en sus obras, como la utilización de colores sombríos, los rostros de las personas como si estuvieran enojados o angustiados y, especialmente, la desocupación y falta de actividad económica. Desde lo meramente explícito, muchos artistas agregaban en sus obras diarios con titulares de protestas, libros de ideología de izquierda o panfletos.
           Artistas como Ralph Stackpole y Bernard Zakheim fueron de esta partida. Pero hubo dos casos que resultaron paradigmáticos: Diego Rivera y Siqueiros.

Biblioteca de Bernard Zakheim

Zakheim pintó a Ralph Stackpole leyendo en un diario
sobre la destrucción del mural de Rivera.


          Diego Rivera fue contratado por John Rockefeller Jr para realizar un mural en su nuevo edificio de la Quinta Avenida, en New York. El mural de Rivera, llamado El hombre en el cruce de caminos incluía la figura de Lenin. Rockefeller mandó destruirlo - por eso si visitan el 30 Rock hoy en día no van a poder verlo. Rivera regresó a México y volvió a pintar el mural en el tercer piso del Palacio de Bellas Artes.

Detroit Industry - Siqueiros

           Otro caso paradigmático fue el de David Alfaro Siqueiros. Al igual que con el mural de Rivera, Siqueiros pintó America Tropical en Olvera Street en Los Angeles. El mural fue cubierto pero en 2012 fue rescatado por el Instituto Getty de Conservación. Siqueiros también pintó en la Fábrica Ford en Detroit cuatro murales que fueron atacados por la prensa pero defendidos por el mismísimo Edsel Ford, hijo de Henry Ford.

America Tropical - Siqueiros

Federal Music Project
         Al igual que el proyecto de artes, el Proyecto Federal de Música tuvo como objetivo emplear músicos, directores de orquestas y compositores. Para esto, se organizaron laboratorios de compositores, se crearon orquestas y hasta se comenzó una investigación de la etnomusicología americana.

Federal music Project en New Orleans

         Para promocionar músicos se organizaron conciertos de muy bajo costo, se daban lecciones de música para gente de bajos recursos, se organizaron programas de apreciación musical para niños y entrenamiento especial para músicos.

Carteles del Federal Music Project

         Desde 1936 se crearon 36 orquestas sinfónicas. Para fines de la década - 1939 - 9.582 músicos estaban empleados en 441 proyectos.

Se le dio mayor importancia a las formas tradicionales de la música - folk, country, blues - y se dio énfasis a la música hispana en Nuevo México. En esta promoción de la música tradicional se destacaron Woodie Guthrie (que se convirtió en un influyente músico de folk. 



          






 Lo van a recordar por su famosísima canción “This land is your land”) y Pete Seeger (otro famoso músico de folk cuya canción “We shall overcome” hicieron muy famosa Bob Dylan y Joan Baez en los años 60).

Pete Seeger


Federal Theatre Project
         Este Proyecto Federal de Teatro tenía como objetivo la promoción de artistas, escritores de teatro y productores de teatro y otros programas de entretenimiento y espectáculos.

Carteles auspiciando obras teatrales del Federal Theatre Project

      Actores posteriormente muy reconocidos participaron de este proyecto: Burt Lancaster, Henry Fonda, James Cagney, Tyrone Power y Bette Davis.
          Se llevaban obras de teatro a todos los estados. Se estrenaron obras en 41 ciudades en 31 estados. 12.700 actores más escritores, bailarines, músicos, técnicos, acomodadores, trabajadores de mantenimiento y personal de boletería participaron en este proyecto federal de teatro.  350.000 estadounidenses participaban de espectáculos semanalmente. Al igual que en otros proyecto, se dio énfasis a la cultura afro americana.


         Para abarcar a varias comunidades inmigrantes se presentaban obras en otros cinco idiomas además de inglés. Llegó a haber 21 obras en italiano y 45 en yiddish. 


         La temática de las obras era variada pero se puede agruparlas en: temas históricos, problemas de viviendas en las grandes ciudades o los problemas que acosaban a los granjeros. También había funciones de marionetas y adaptaciones de cuentos para niños.
       Se ha filmado una película sobre este proyecto federal llamada The Cradle Will Rock, que trata los problemas políticos, ideológicos y sindicales para montar el musical The cradle will rock en 1937 Si pueden conseguirla véanla, ilustra muy bien cómo eran los proyectos federales y cómo fue esta época de la gran depresión.


Federal Writer’s Project
          El objetivo del Programa Federal de Escritores fue dar apoyo y financiamiento a escritores. De este proyecto participaron 6 mil escritores. 


        Además de libros,a través de este proyecto se realizaron guías turísticas para ciudades y estados así como también organización de documentos históricos a nivel regional. Dentro de este proyecto se priorizaron las historias orales, es decir, conseguir una visión exacta y honesta del tipo de vida que vivía la gente del sur. Especialmente la gente rural. También se realizó un proyecto de historia de la esclavitud llamado “Born in slavery” (Nacido en la esclavitud) para el cual se realizaron 2 mil entrevistas en 17 estados. Algunos de los entrevistados tenían más de cien años. Contaban cómo era la vida en las plantaciones.





         Entre los famosos escritores que trabajaron en este proyecto, el más conocido es John Steinbeck, quien en 1939 ganó un premio Pulitzer por “Las uvas de la ira”, crudo relato de la Gran Depresión. Otros escritores fueron Saul Bellow, John Cheever, Zora Neale Hurston y Richard Wright.
          















       

          Es importante destacar la impronta de los documentales durante esta época. En los años de la Gran Depresión las fotografías se alejaron de los estudios para poder documentar la crisis en primera persona. Se documentó la crisis y se incorporaron los problemas sociales a los trabajos artísticos.

Fotografía de Dorothea Lange

           Los encargados de documentar la crisis fueron fotógrafos como Dorothea Lange (tal vez haya realizado la fotografía más emblemática de la Gran Depresión), Roy Stryker, Margaret Bourke-White, Walker Evans, Arthur Rothentein y Carl Mydans. En las fotografías se destacaba la desnutrición, el analfabetistmo, las carencias y, especialmente, los prejuicios raciales.



          El objetivo, básicamente, era demostrar a la ciudadanía y convencerla sobre la necesidad de la intervención del estado. Por eso, las fotografías que vemos no eran casuales. Los fotógrafos, como Margaret Bourke-White, han contado que han esperado hasta una hora por lograr la expresión correcta de las personas que fotografiaban. Pero también tenían otro objetivo estas fotografías que era dar un mensaje a la población sobre las fortalezas del pueblo americano y de cómo se puede salir de la crisis y volver al sueño americano.


        Claro que, al igual que ocurrió con los muralistas o con el programa federal de teatro, los fotógrafos son espíritus libres que, además de fotografiar lo que les pedía el gobiernos, fotografiaban lo que querían. En el caso de Dorothea Lange, cuando comenzó a fotografiar los guetos de japoneses en la Segunda Guerra Mundial - conocidos como internments. Eso ya no le hizo gracia al gobierno. (Pueden ver el post Los otros guetos de la Segunda Guerra Mundial del año 2011)
        Podría escribir diez post más sobre la temática de la Gran Depresión. Cada proyecto, cada año, cada fotografía, cada película, cada libro, me parece fascinante. El tema de los muralistas es muy extensos y ha dejado una importante impronta en la Costa Oeste. Pero ya bastante largo es este post. Más adelante trataré de ir desmenuzando cada proyecto de estos años.
         Los dejo con el trailer de la película The craddle will rock que vuelvo a recomendar por representar tan bien esta época.




miércoles, 14 de septiembre de 2016

New Deal - Parte I



       En estos días estuve pensando cuáles son los temas que me gustan con tal intensidad que podría leerlos una y otra vez el resto de mi vida. Llegué a la conclusión de que esos temas, históricos, la mayoría transcurren en el siglo XX. Las décadas del 10 y del 20, Primera y Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría. También hay temas de otras épocas, claro, como la Guerra de Independencia en América del Sur, especialmente en Argentina, la Guerra contra el Brasil o la esclavitud en el siglo XIX.

       Pero, volviendo al siglo XX, hay un tema que siempre me interesó particularmente: y es  el crack de Wall Street. Pero lo que más me apasiona estudiar es la crisis que siguió a ese crack, conocida como Gran Depresión. Y me acordé que hace un par de años tuve la oportunidad de asistir a un curso en la Universidad Di Tella, con una profesora realmente experta en el tema y experta en la habilidad de transmitir conocimientos, llamada Graciela Abarca.  El curso se llamaba Estados Unidos durante la Gran Depresión y la Guerra, y pude por fin desmenuzar y comprender la mecánica del plan del presidente Franklin Roosevelt para reactivar la economía estadounidense.



       Durante la gran depresión, que abarcó casi en su totalidad a la década del 30, en los Estados Unidos el desempleo creció hasta un 25%. Los sectores más afectados fueron la agricultura, la producción de bienes y servicios y la industria pesada.




     Luego del fracaso del presidente Herbert Hoover para resolver la crisis se eligió presidente a Franklin Delano Roosevelt quien implementó un plan conocido como New Deal.

       Para resolver el desempleo, uno de los problemas más urgentes y graves que tuvo que afrontar la administración Roosevelt, se apeló al motor de este plan que fue la fuerte intervención estatal para crear empleo, a través de proyectos que fueran financiados por el estado. A mi criterio, estos planes no tuvieron como fin solamente la reactivación del mercado sino apostar a una fuerte impronta de la identidad norteamericana, especialmente a través de un importante aparato comunicacional y de propaganda. Para poder explicar mejor cómo se desarrollaron los planes del New Deal voy a dividir este post en dos. 


       Franklin Delano Roosevelt asumió como trigésimo segundo presidente de los Estados Unidos el 4 de marzo de 1933, en medio de la peor crisis económico-financiera que hubiera aquejado a ese país desde su fundación.

       Roosevelt dejó claro su objetivo en el discurso que dio al asumir la presidencia:

“Esta nación resistirá como ha resistido, revivirá y prosperará. Así, pues (…) lo único que necesitamos temer es el temor mismo: el terror sin nombre, sin razón, injustificado, que paraliza los esfuerzos necesarios para transformar el retroceso en avance (…) Esta nación exige acción y acción ahora” - Discurso de toma de posesión de Franklin D. Roosevelt - 4 de marzo de 1933.

       En los primeros cien días de sus administración, Roosevelt implementó varias medidas agresivas para resolver los temas urgentes, como aumentar el gasto público y aprobación de leyes directamente desde el poder ejecutivo. Asimismo, hubo una conexión directa entre el presidente y la gente haciendo hincapié en la prensa. Se creó la posición de Secretario de Prensa para enfatizar esta comunicación, asesorando al presidente sobre sus discursos y su imagen. Roosevelt, además, tenía un programa radial llamado Conversaciones junto a la chimenea en la que hablaba con los ciudadanos.


       La primera medida que se tomó fue la aprobación de cinco leyes fundamentales y se crearon tres organismos con la intensión de revitalizar el mercado cuánto antes. La idea era intervenir fuertemente desde el estado para controlar el mercado y forjar, con gasto público, mecanismos de creación de empleo. 

Ley Bancaria de Emergencia (1933)
Por esta ley se dio feriado bancario por tres días y hubo una inspección bancaria de más de 4 mil bancos en todo el país. Se reabrieron los bancos solventes. Se creó la Corporación Federal de Seguro de Depósitos para asegurar los depósitos de hasta 5 mil dólares. Con estas medidas, cuando los bancos reabrieron se realizaron más depósitos que extracciones.
El 50% de los bancos que contenían el 90% de los depósitos reabrieron. Asimismo se incrementó el control gubernamental sobre los bancos privados. De esta manera se superó la parte bancaria de la crisis. 


Ley Nacional de Recuperación Industrial (1933)
A través de esta ley se fijó el precio de algunos  productos derivados del petróleo y el costo del transporte, así como se establecieron estándares de producción y prácticas comerciales. También se establecieron códigos para la libre competencia que fueron acordados por empresarios, sindicalistas y consumidores. Para identificarse con este código de competencia justa los locales exhibían un àguila azul.

Ley de obras públicas (1933)
Por esta ley se trató de crear puestos de trabajo a través de la obra pública - es decir construcción de rutas, edificios públicos, escuelas, hospitales, etc.
Entre 1933 y 1939 se construyeron
17.250 edificios
26.000 proyectos que incluyeron la represa Hoover, Represa Grand Oulee, las obras del Valle del Tennessee, Parques Nacionales, Puente Tribourough (que une Manhattan con Queens y el Bronx), el Lake Shore Drive Drawbridge en Chicago, entre tantas otras que sería imposible nombrar aquí.

Ley de ajuste de agricultura (1933)
Debido a la sobreproducción y su consecuencia - los precios bajos - se tomaron medidas drásticas que llevaron a críticas. Para atender el tema de la sobreproducción se destruyeron toneladas de cultivos y productos lácteos y se sacrificaron animales. Además el estado subvencionó a los agricultores que limitaron sus producciones. Asimismo se fijaron los precios del maíz, trigo, arroz, productos lácteos y porcinos.
Estas medidas trajeron aparejadas dos grandes críticas. Primero que los dueños de las tierras no compartían los subsidios con los arrendatarios y, en segundo lugar, se criticó muchísimo la destrucción de alimentos y matanza de animales cuando se pasaba por una situación de hambre y hasta desnutrición.



Además de estas leyes se crearon tres organismos con funciones específicas con el objetivo de crear empleos a la vez que insertar al país en la vida moderna.

1. Autoridad del Valle de Tennessee
Esta agencia gubernamental del New Deal fue creada con el objetivo de generar energía eléctrica a través del control de las riadas del río Tennessee, en una región que abarcaba siete estados. Para esto y, a través de este plan, se construyeron represas y diques.



2. Dirección de electrificación rural
Hasta la década del treinta, el 90% de la población urbana contaba con electricidad pero, sólo el 10% de la población rural tenía energía eléctrica. El gobierno federal otorgó préstamos para la financiación de iniciativas públicas, privadas y cooperativas. Para 1939 se habían formado 417 cooperativas rurales y 288.000 hogares tuvieron energía eléctrica.


3. Cuerpo Civil de Cooperación.
Este organismo fue creado para crear puestos de trabajo para jóvenes entre 18 y 25 años. La mayoría de los empleos eran tareas de conservación del medio ambiente, construcción de rutas, reforestación, control de inundaciones, etc. Los jóvenes que se inscribían recibían alfabetización y entrenamiento en campamentos, viviendo, comida y 30 dólares al mes de los cuales, 25, eran enviados a sus familias. A través de este plan 40 mil jóvenes analfabetos aprendieron a leer y escribir así como también oficios como entrenamiento específico en cocina, mecanografía, paisajismo, carpintería, soldadura, etc.





       Como resultado de este comienzo de reactivación, las elecciones parlamentarias de 1934 le dieron la victoria a la Coalición Demócrata y quienes les dieron la victoria fueron los beneficiarios de este New Deal: masas urbanas desocupadas, afroamericanos, los estados del sur - pobre y no industrializado -agricultores del medio oeste, minorías étnicas.

      Pero, y como mencioné anteriormente, para poder aportar a este plan una fuerte impronta a la identidad nacional y al nacionalismo norteamericano, a partir de 1935 se desarrollaron varios proyectos dentro de la WPA - Work Progress Administration. Esta agencia fue la más ambiciosa dentro del New Deal. Para no hacer pesado y aburrido el post, los proyectos de la WPA seguirán el en la parte II. 

       Los dejo con un video sobre los primeros años de la Gran Depresión, en la presidencia de Hoover, para que tengan una idea de la situación extrema a la que se había llegado luego del crack financiero.








miércoles, 17 de agosto de 2016

Cruce de altas montañas.


Hace unos días leí en Twitter que entre 1984 y 2000 habían pasado 16 años y que entre 2000 y 2016 también habían pasado 16 años y sin embargo parecía más largo el primer período a pesar de estar comprendido por la misma cantidad de años.

Siempre pienso esas cosas. Me sorprende como el siglo XX y el XXI ha avanzado y avanza a una velocidad, en cuanto a ciencia y tecnología especialmente, como nunca se vio en la historia de la humanidad.

A la vez estoy escribiendo un libro sobre Güemes y leo bastante estos días sobre la Guerra de Independencia. Y se cruzaron los pensamientos sobre la velocidad de los cambios en la historia y la Guerra de Independencia y pensé: ¿Cambió mucho la forma en que Aníbal Barca cruzó los Alpes para invadir Roma de la forma en que San Martín cruzó los Andes para liberar Chile? Entre Aníbal y San Martín pasaron 2035 años y la lógica indicaría que si, que cambió mucho en 2035 años. Pero creo que no. Que no cambió mucho. Exceptuando que San martín tuvo que transportar armas de fuego, que en época de Aníbal no existían, el resto creo que fue más o menos parecido.

Lo que quiero decir es que ambas epopeyas se realizaron con un poco más de dos mil años y no hubo tantos cambios. Sin embargo, si comparáramos cruzar los Andes en 1817, como hizo San Martín, y cruzarlos doscientos años después, en 2017, muchísimo ha cambiado.



Vale aclarar que este post no tiene como intención destacar a un general por sobre el otro, simplemente comparar ambas epopeyas. Aunque es innegable que mi corazón va a estar siempre con San Martín. :) 

Aníbal Barca cruzó Los Pirineos y Los Alpes para invadir Roma ante la amenaza de la República Romana sobre Cártago. Roma dominaba el Mediterraneo y Aníbal, que no tenía una buena flota, sabía que no iba a acceder por el mar. Por este motivo decidió cruzar las montañas.

San Martín, cuyo objetivo era liberar definitivamente América Latina de la dominación española, sabía que tenía que llegar al centro de poder español en Lima, Perú. La situación en el Alto Perú era muy complicada y supo que la única forma de acceder a Lima era por el océano Pacífico. El plan fue cruzar los Andes , liberar Chile de los españoles y por el océano llegar a Perú.


El paso de Aníbal Barca por las montañas dio inicio a la Segunda Guerra Púnica.

El paso de San Martín por los Andes fue parte de la Guerra de Independencia.

Aníbal barca cruzó los Alpes con 60 mil hombres, la mitad de los cuales pereció en las montañas debido especialmente al clima. Llevaba además de 8 mil caballos 38 elefantes africanos.

San Martín cruzó los Andes con unos 5 mil hombres, 18 piezas de artillería, 1500 caballos de pelea, 10 mil mulas de silla y carga y 600 reses para carne. También llevaba 22 cañones, 2 mil tiros de cañón, 1100 sables y 5 mil fusiles de bayoneta.

La altura máxima alcanzada por Aníbal al cruzar los Alpes fue de 2900 / 3000 metros. Aunque no se sabe exactamente qué paso utilizó, muchos creen que fue Col de la Traversette, aunque también se habla del Puerto del Pequeño San Bernardo y Mont Cenis.

San Martín y su ejército - fueron seis columnas del ejército - cruzaron los Andes en una altura promedio de 3000 / 3500 metros. La altura máxima fue de 5 mil metros. 


Aníbal tardó 14 días en cruzar los Alpes.

San Martín Tardó 24 días en cruzar los Andes y reorganizar el ejército. 


La principal diferencia entre el cruce de los Alpes por Aníbal Barca y el cruce de los Andes por San Martín es la diferencia de características del teatro de operaciones.

Quien explicó muy bien estas diferencias entre ambos cruces fue el Coronel Leopoldo Ornstein y que es citado por Guillermo Furlong en El paso de los Andes:


El Coronel Leopoldo R. Ornstein ha escrito, con sobrado fundamento, que "algunos tratadistas han establecido un parangón entre el paso de los Andes con el de los Alpes por Aníbal, primeramente, y por Napoleón después. La similitud es muy relativa, por cuanto difieren en forma muy pronunciada las dimensiones y características geográficas del teatro de operaciones, como también los medios y recursos con que fueron superadas en cada caso ambas cadenas orográficas. Esas diferencias son, precisamente, las que presentan la hazaña de San Martín como algo único en su género. En efecto: Aníbal cruzó los Alpes por caminos que ya en esa época eran muy transitados, por ser vías obligadas de intercambio comercial. Y aunque no pueda afirmarse que su transitabilidad fuese fácil, tampoco debe considerarse que pudiera presentar grandes dificultades, puesto que el general cartaginés pudo llevar consigo elefantes, carros de combates y sus largas columnas de abastecimiento. San Martín atravesó los Andes por empinadas y tortuosas huellas, por senderos de cornisa que solo permitían la marcha la marcha en fila india, imposibilitado materialmente de llevar vehículos y debiendo conducir a lomo de mula su artillería, municiones y víveres, aparte de haber tenido que recurrir a rústicos cabrestantes e improvisados trineos para salvar las más abruptas pendientes con sus cañones. 




No quiero cerrar el post sin antes recordar que un 17 de agosto de 1850 murió el General José de San Martín, libertador de Argentina, Chile y Perú. 

Voy a terminar con una frase de San Martín que, al igual que Belgrano, entendió dónde estaba la clave de la libertad de los seres humanos: en la educación.


La biblioteca destinada a la educación universal, 
es más poderosa que nuestros ejércitos.
General José de San Martín



viernes, 12 de agosto de 2016

La Gran Migración.


Uno de los libros que planeo escribir para el año que viene es un libro de cuentos sobre inmigrantes.  La idea es hacer un repaso de los últimos cien años, desde 1914 hasta 2014 aproximadamente, a través de distintas migraciones.

El primer cuento empieza con una inmigrante gallega que parte de Galicia en 1914 rumbo a Argentina. El último cuento es la historia de un nigeriano que escapa en un barco de inmigrantes ilegales rumbo a Francia o Italia, aún no lo definí.

En estos días estaba pensando que todos los cuentos que planifiqué hasta ahora tienen que ver con migraciones internacionales, es decir cuentos sobre gente que sale de un país para migrar hacia otro. Pero también existen las migraciones internas.

Y de las migraciones internas ninguna me ha llamado tanto la atención como la gran migración.


La Gran Migración fue un movimiento migratorio interno de los Estados Unidos en el cual seis millones de afro americanos dejaron el sur rural para vivir en zonas urbanas del noreste, centro oeste y oeste de los Estados Unidos. Los estados del sur vivieron esta migración, pero los más afectados fueron Georgia, Alabama, Mississippi y Louisiana. Asimismo, las ciudades que más personas migrantes recibieron fueron Chicago, Detroit e Illinois. En el este del país, New York, Pennsylvania y Washington fueron las ciudades con mayor cantidad de migrantes. 

La mayoría de los autores concuerda con que la Gran Migración fueron en realidad dos. La primera entre la Primera Guerra Mundial y los años 20. Es decir entre 1914 / 1916 aproximadamente - aunque algunos sitúan el comienzo en 1910 - y fines de los años 20,  y la Segunda Gran Migración entre las décadas de los 40 y los 70. 


Si bien las cifras son aproximadas, se cree que durante la Primera Guerra Mundial, 1914-1918, unos 398.000 afro americanos migraron del sur al norte. Entre 1940 y 1960 la migración fue más fuerte aún: 3.348.000 personas migraron hacia el norte y el oeste.


Cuando la gran migración comenzó entre 1910 y 1914, sólo el 10% de la población negra vivía fuera del sur. Hacia 1930 la población afro americana en las ciudades del norte había aumentado un 30%.

La causa principal de esta migración fue la motivación económica. Desde el final de la esclavitud, la gente negra no tenía demasiadas oportunidades de avanzar económicamente en la vida. Casi nulas.  Las persona que habían trabajado como esclavos en las plantaciones lo seguían haciendo como empleados por una retribución bajísima con lo que si bien eran libre y sus vidas ya no les pertenecían a otros ser humano, las condiciones de vida no habían mejorado mucho.


Eran contados los afro americanos que podían comprar algunas parcelas de tierra. Pero la mayoría eran aparceros, agricultores arrendatarios o trabajadores agrícolas y apenas podían subsistir. 

La Primera Guerra Mundial creó una gran demanda de trabajadores en las fábricas del norte de los Estados Unidos. Esta fue la primera gran oportunidades de los trabajadores negros del sur para mejorar sus condiciones paupérrimas de vida.  La demanda de mano de obra en las fábricas del norte se debió fundamentalmente a que cinco millones de hombres blancos fueron al ejército. 


Pero no sólo las fábricas del norte necesitaban mano de obra. La Pennsylvania Railroad necesitaba tanto a los trabajadores que pagó los gastos de viaje de doce mil afro americanos del sur. También, la Illinois Central Railroad entregaba pases en tren a los afro americanos que viajaban desde el sur hacia el norte 

Cabe aclarar que no sólo lo económico era determinante en el sur. La discriminación y segregación hacia las personas de color no disminuyeron con el fin de la esclavitud. En muchos casos recrudecieron.


Desde 1876, época de la reconstrucción luego de la Guerra Civil, se implementaron en los estados del sur, antiguamente los Estados Confederados, una serie de leyes conocidas como Leyes Jim Crow. Estas leyes eran específicamente de segregación y discriminación racial. El cínico lema era “separados pero iguales”. Todos los lugares públicos y transportes estaban segregados por color. Había entradas para “colored” y para blancos.  Además se fue recrudeciendo la violencia contra los afro americanos. Existían los linchamientos, no tenían derecho a voto, no tenían acceso a educación ni a justicia equitativa. 

Las condiciones de vida urbana para los afro americanos, si bien diferían de la vida rural del sur, tampoco eran el paraíso. Y aunque la segregación no era tan brutal como en el sur, también existía en el norte.

Si bien las condiciones en el norte urbano eran mejores que en el sur rural, la vida de los afro americanos seguía siendo absolutamente desigual con respecto a la vida de los blancos.

El acceso a la educación y a la salud continuaba segregado y las condiciones de vida desmejoraban la salud. Generalmente en las ciudades se formaban guetos, es decir, barrios donde vivían exclusivamente afro americanos y, como es de imaginar, era barrios extremadamente pobres. 

La depresión de los años treinta hizo que se disminuyera la movilización de afro americanos del sur hacia el norte pero en los años cuarenta volvió con fuerza el movimiento migratorio.

El sur seguía rigiéndose por Jim Crow y las oportunidades de trabajo eran cada vez menos, debido especialmente a la mecanización del trabajo y a las políticas gubernamentales de posesión de tierras. Al mismo tiempo, y de manera similar aunque en mayor grado que lo que ocurrió con la Primera Guerra Mundial, hubo una boom de industrialización en los estados del norte debido a la Segunda Guerra Mundial. Este boom abrió nuevas oportunidades de trabajo para los afro americanos del sur. 

Si bien la migración siguió siendo hacia el norte y noreste, en esta segunda etapa se destacó la migración hacia el oeste. La población afro americana en San Francisco, por ejemplo, creció seis veces entre 1940 y 1945.

Hay que aclarar que, como pasó en la primera ola de migración, si bien las condiciones de trabajo eran mejor que en el sur, también durante esta segunda ola los afro americanos tuvieron que enfrentar discriminación y persecución.  


Social y políticamente, la gran migración trajo una toma de conciencia de los afro americanos sobre si mismos. Especialmente luego de la Primera Guerra Mundial. Muchos autores citan a esta época como el inicio del Civil Rights Movement que tuvo su pico con el reverendo Martin Luther King, Jr. durante la década del 60.



Desde la primera ola de la Gran Migración aparecieron asociaciones para dar ayuda a los 
migrantes. La National Urban League fue fundada en 1911 en New York y la Chicago Urban League abrió en 1917. Pero de estas asociaciones la más importante fue la National Association for Advancement for Colored People - NAACP - que fue fundamental en la movida de los derechos civiles.




Culturalmente la Gran Migración logró expandir la cultura afro americana. Especialmente en cuanto a música. El blues y el jazz tomaron mayor énfasis en Chicago y en New York luego de la primera ola de la gran migración. La música fue fundamental para adaptar la vida de los afro americanos a las ciudades. A partir del éxito de Mamie Smith “Crazy Blues” los “race records” (discos de música negra) fueron un éxito comercial para la industria de la música.



En los años veinte hubo un movimiento en las artes conocido como Harlem Renaissance, del que surgieron grandes músicos, artistas, pintores y escritores. Músicos como Louis Armstrong, Count Basie, Cab Calloway, Ma reiney, Bessie SmithElla Fitzgerald o Billy Holiday. 




Autores como  Countee Cullen, Zora Neale Houston o Langston Hughes.


O artistas plásticos como Jacob Lawrence que fue quien plasmó la gran migración en el lienzo.


 


La búsqueda de la sociedad afro americana por lograr la equidad de derechos sigue en pie. Desde  el fin de la esclavitud pasaron ciento cincuenta y un años y si bien los afro americanos han recorrido un largo camino - como decía la publicidad de cigarrillos - teniendo en cuenta que el actual presidente de los Estados Unidos es afro americano, aún falta camino por recorrer. El camino que los lleve al tiempo en que el color de piel no sea un motivo de discriminación. 

Los dejo con un breve documental sobre la Gran migración con lindas imágenes.